Alejandra Rubio ha decidido abrir su corazón por completo, y es que la joven encuentra en sus seguidores la vía de escape perfecta para poder ser ella misma. La hija de Terelu Campos no duda a la hora de compartir con ellos cualquier aspecto relacionado con su vida, incluidos los malos. Y si bien hace muy poco hablaba sobre algunos de los momentos más traumáticos de su vida, ahora ha revelado otro aspecto de su pasado: sufrió bullying.

La influencer ha confesado que lo pasó bastante mal en el colegio, ya que sentía muy de cerca el rechazo de sus compañeros: "En el colegio hubo épocas en las que lo pase fenomenal y hubo otra época que fue más difícil para mí. No sé por qué, creo que era porque nos íbamos haciendo más mayores y la gente se daba cuenta de dónde venía yo".

Aunque también asegura que no dejó que le afectara más de lo necesario, y es justo por eso por lo que no lo había compartido antes. "Esto es una cosa que nunca he contado porque lo olvidé, no le daba importancia. Por ejemplo, una de las niñas con las que tuve problemas cuando era pequeña ha sido una de mis mejores amigas... Pero había otras que la verdad es que se portaron súper mal conmigo".

De momento, Alejandra vive totalmente volcada en sus estudios, ya que tras abandonar la carrera de Diseño de Moda, la cual no le terminó de gustar, se ha animado a presentarse a la Selectividad y optar así a la carrera de Derecho. Algo, que como ella misma ha confesado, le está costando bastante: "Empecé la carrera de Moda y no me gustó y aquí estoy, estudiando para la selectividad después de llevar un año sin saber nada de esto".