Pau Gasol y Catherine McDonell anunciaban que se casaban el pasado octubre, y ocho meses después nos han sorprendido con una inesperada e íntima boda en San Francisco, a la cual invitaron únicamente a familiares y amigos muy cercanos. Sin duda, Estados Unidos se ha convertido en un segundo hogar para el deportista, que juega desde hace años para el equipo de baloncesto profesional de los Milwaukee Bucks.

Sin embargo, la celebración parece lejos de acabar, ya que la pareja también ha querido formalizar su relación en España, concretamente en Girona, tierra natal de Gasol, donde han vuelto a sellar su amor por segunda vez en compañía de sus seres más queridos. Y además, han querido compartir su felicidad con todos sus seguidores publicando una serie de imágenes del enlace.

"¡Nuestro sueño continúa! Ayer celebramos nuestro reciente enlace en mi tierra y os comunico que me siento el hombre más afortunado del mundo. Gracias a nuestros familiares y amigos por ser la mejor compañía en nuestro camino. Te quiero, Cat", escribía emocionado el jugador de la NBA.