Gareth Bale ha decidido suspender su boda junto a Emma Rhys-Jones. Según la prensa galesa, la pareja no ha roto su relación, sino que ha sido el padre de Emma la razón por la que tendrán que posponerla.

Una fuente cercana a la familia ha explicado a The Sun que la novia del futbolista quiere arreglar la relación con su progenitor antes de darse el 'sí, quiero'."Hay una gran confusión familiar ahora mismo. Quieren que las cosas se calmen antes de casarse. Ellos siguen estando muy enamorados pero tienen muchos problemas con los que tratar", afirma la fuente.

Años anteriores, el suegro del futbolista había sido condenado a seis años de prisión por un fraude de más de dos millones de euros. Según el Daily Mail, su estancia en la cárcel le impidió conocer a sus nietos en el momento de su nacimiento, y cuando salió rehízo su vida con una mujer rusa.

Al parecer, esta no es la primera vez que aplazan las fechas de su enlace. La familia de Emma siempre ha estado relacionada con turbulentos casos y en diversas ocasiones han tenido que cancelar su casamiento. Primero, el encarcelamiento de su padre, después la condena de su mejor amiga por bloqueo de capital, seguidamente la muerte de su hermano y ahora ha sido por las constantes amenazas que recibía su familia. Como informaron The Daily Mail y The Sun of Sunday, las amenazas eran tan fuertes hasta tal punto que una banda criminal colocó explosivos en algunas casas y coches de la familia de Emma.