NO TODAS LAS INFUSIONES SON IGUALES

NO TODAS LAS INFUSIONES SON IGUALES

Dime dónde retienes líquidos y te diré qué infusión tomar

¿Barriguita prominente? ¿Caderas poderosas? ¿Varices? ¿Tobillos a reventar? La retención de líquidos es un problema que afecta en mayor o menor medida a muchas personas y no siempre de la misma manera. Cuéntanos cómo te afecta a ti y te diremos qué infusión beber.

Infusión
Infusión | Agencia

Para el abdomen, diente de león

Es un clásico de la operación bikini, ya que estimula la producción de orina, desinflama el abdomen, regula el nivel de azúcar en sangre y aumenta las defensas. Cierto es, por otra parte, que su sabor no es para tomar cohetes, por lo que podemos tomarla mezclada con otras hierbas, o bien calentita con un chorro de limón. También funciona con hielo, en verano, y sus resultados son inmediatos: nuestro abdomen se verá enseguida más liso y mucho menos hinchado. Eso sí, ¡prepárate para pasarte la vida en el baño! Si además le añades un toquecito de jengibre, que ayuda a quemar grasas y acelera el metabolismo, el éxito está servido.

5 tipos de infusiones que querrás conocer | Marie Claire

Para las piernas, cola de caballo

Es un clásico de las plantas drenantes, junto al diente de león. Es diurética, digestiva, cicatrizante, antioxidante y un gran regenerador celular. Acostúmbrate a tomar una infusión antes de ir a dormir y verás cómo notas los resultados muy pronto. Si tu problema es que retienes líquidos en las piernas, y por lo tanto tienes celulitis y probablemente también varices, asegúrate también de caminar regularmente, subir escaleras y poner a diario las piernas en alto. Date masajes con geles fríos y siempre siempre acaba tus duchas con un chorro de agua bien fría en las piernas.

Para los ojos, manzanilla

En este caso no hay que beberla, sino dejarla enfriar y colocar dos bolsitas o compresas bien impregnadas de esta infusión bajo los ojos o en los párpados, una zona en que muchas personas sufren retención de líquidos, de ahí las características bolsas y ojeras. Evidentemente, no es lo único que debemos hacer para evitar la retención de líquidos en la zona ocular: duerme ocho horas e intenta no hacerlo con la cabeza en alto.

Taza con infusión | Reuters

Para caderas y glúteos, enebro

No es muy común, pero la infusión de enebro es un potente anticelulítico, que no solo nos ayudará a eliminar líquidos de las caderas y cartucheras, sino que actúa eficazmente contra los calambres, el reuma y otras afecciones circulatorias. Para elaborarla, solo hay que infusionar unas cuantas bayas de enebro en agua hirviendo. Y no, la ginebra no sirve.

Para el vientre, fumaria

Atención a esta planta poco conocida que ha sido reconocida a lo largo de los siglos como una suerte de fuente de la eterna juventud. Es conocida por sus propiedades para depurar los intestinos, por no hablar de sus increíbles efectos a la hora de tratar las infecciones cutáneas. Si nuestro problema es un vientre hinchado, la fumaria, gracias a sus propiedades depurativas, nos ayudará a recuperar su aspecto habitual, además de mejorar notablemente las digestiones.

Cocinatis | Barcelona | Actualizado el 23/03/2018 a las 09:38 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.