SECUESTRO PARENTAL

SECUESTRO PARENTAL

Cuando los niños se convierten en rehenes de sus propios padres

En los últimos años, 200 menores han sido secuestrados bien por su padre o bien por su madre. Niños que se convierten en rehenes de sus propios padres para vengarse de sus parejas. Es el denominado secuestro parental.

Se trata de personas intransigentes y autoritarias que suelen mantener una relación tormentosa con el progenitor del que se han se han separado. No encuentran razones por las que deben compartir la paternidad ni ven inmoralidad o ilegalidad en secuestrar a sus hijos a los que utilizan como arma de ataque contra su pareja. Calculadores, fríos y vengativos, suelen aprovechar unas vacaciones para no devolver a sus hijos y huir con ellos a otros países. Inventan lo que haga falta.

No hay un perfil único que nos retrate cómo son estos padres o madres, pero podemos afirmar que el 29 por ciento de estos son de origen europeo. Además, con la crisis han aumentado los casos. El aumento del desempleo está provocando que muchos inmigrantes regresen a su país de origen, llevándose, con una decisión unilateral, a sus hijos. En cuanto a quién sufre más el secuestro de un hijo, los datos dicen que en un 68 por ciento de los casos, es el padre el que se lleva al menor con él, las madres son las más perjuicadas. La edad media de estos menores está entre los 3 y 4 años.

Los mas vistos

Bebés y Mamás

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.