EN PONFERRADA

EN PONFERRADA

Asalta una pastelería para dar de comer a sus hijos

Una mujer atraca una pastelería porque sus hijos están pasando hambre. Tanto que al descubrir que en la caja de la tienda había muy poco dinero, decidió llevarse pasteles para sus hijos.

Eran las 16.40 horas. Laura se encontraba tras el mostrador de la pastelería en la que trabaja cuando entró una mujer de mediana estatura, vestida con un chándal de felpa y una sudadera. Su cara estaba oculta tras unas gafas y, en su mano, un cuchillo chuletero. La atracadora le pidió que le diera todo el dinero de la caja, "pero sólo quedaban monedas porque cuando cerramos a las dos, vaciamos la caja", asegura Laura.

Le pidió 4 pasteles y Laura aprovechó un descuido para sacar el teléfono que llevaba en el bolsillo del delantal y darle a la rellamada. El teléfono sonó en casa de Nelson, el dueño del negocio. "Cuando ví que la última llamada era la de mi encargado, apreté. Él se sorprendió porque oía que le estaba sirviendo unos pasteles a una mujer a la vez que le pedía que dejara el cuchillo", dice la dependienta.

Laura ha relatado a Espejo Público que cuando la atracadora cogió los pasteles "me agarró las manos y me las besó. Me dijo que lo estaban pasando muy mal".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.