EN SALAMANCA, MADRID Y SEVILLA

EN SALAMANCA, MADRID Y SEVILLA

Tres grandes palacios entre el patrimonio incalculable de la Casa de Alba

El Palacio de Monterrey, el de las Dueñas y el de Liria son las propiedades más emblemáticas entre todas las que pertenecen a la Casa de Alba, y también las que contienen los mayores tesoros en su interior. Pero también destacan otros lugares tan variopintos como el castillo de Coca en Segovia o su masión en Ibiza.

La Casa de Alba posee un importante patrimonio en forma de inmuebles, terrenos y obras de arte. La Fundación Casa de Alba, instituida en 1975 por la fallecida Cayetana Fitz-James Stuart, se dedica a la conservación y difusión de su patrimonio histórico-artístico, entre otros cometidos. La historia, las artes, la arquitectura y la crónica social se fusionan entre los muros de tres grandes palacios. ¿En cuál nació el poeta Antonio Machado? ¿Cuál visitaron Jacqueline Kennedy y Grace Kelly? ¿Cuál ardió en la guerra civil? ¿Cuál guarda cuadros de los paisajes de Ribera?

El Palacio de Monterrey, ubicado en Salamanca, la ciudad del Tormes, río que da nombre a la Casa de Alba de Tormes, es quizá el menos conocido. Fue edificado en 1539 por el III Duque de Monterrey, Alonso de Zúñiga y Acebedo, basándose en los planos de Rodrigo Gil de Hontañón.

Se trata de uno de los máximos exponentes del estilo artístico plateresco. El edificio fue tan admirado e imitado en el siglo XIX que dio lugar al estilo Monterrey o neoplateresco. Fue declarado monumento Histórico Nacional el 6 de mayo de 1929. Alberga valiosas obras de arte, como cuadros de José Ribera, de Salvatore Rosa y alguno atribuido a Annibale Carracci.

Es en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, donde la Duquesa de Alba ha querido vivir sus últimas horas. También es donde se casó por tercera vez, con el funcionario Alfonso Díez Carabantes, el 5 de octubre de 2011. Además, en este palacio celebró su primera boda, con el ingeniero industrial Luis Martínez de Irujo y Artázcoz, el 12 de octubre de 1947.

Este inmueble, declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España, fue construido entre los siglos XV y XVI, y sus estilos van del gótico-mudéjar al renacentista. Fundado por la familia Pineda, la propiedad pasó a la Casa de Alba tras el matrimonio entre la IV marquesa de Villanueva del Río, Antonia Enríquez de Ribera Portocarrero, y el IV duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Mendoza.

El nombre del palacio se debe al monasterio de Santa María de las Dueñas, que en 1248 se conocía como Compañía de Dueñas. El monasterio fue destruido en 1868. El Palacio de las Dueñas se compone de un conjunto de patios, jardines y edificios, incluso de un claustro. Alberga una importante colección artística y decorativa que, según un inventario de la Junta de Andalucía, asciende a 1.425 piezas.

Por si esto fuera poco para inmortalizar el palacio, en él nació el poeta Antonio Machado el 26 de julio de 1875. Sus padres, Antonio Machado Álvarez y Ana Ruiz, habían alquilado una vivienda del palacio. El poeta sevillano escribió sobre su primera residencia en algunos de sus poemas, incluido su célebre 'Retrato': "Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero...".

Entre otros personajes de renombre que han pisado el Palacio se encuentran Guglielmo Marconi, inventor del telégrafo sin hilos, el compositor Cole Porter, el músico Arthur Rubinstein, la primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy y los príncipes Rainiero de Mónaco y Grace Kelly.

Y el Palacio de Liria es la gran propiedad de la Casa de Alba en Madrid. Situado entre las calle de la Princesa y de Alberto Aguilera, fue construido en 1773 por orden del III duquede Berwick y III duque de Liria, Jacobo Fitz-James Stuart y Ventura Colón. Una muestra de su importancia arquitectónica y artística es que ha sido denominado 'el hermano pequeño del Palacio Real'. Con participación del arquitecto Ventura Rodríguez, se trata de un edificio neoclásico de planta rectangular, alargada y compacta en su interior. 

En el año 1936 el edificio sufrió importantes daños como consecuencia de los bombardeos a la ciudad, quedando, después de estar varios días ardiendo, destruido y reducido exclusivamente a sus cuatro fachadas. Afortunadamente, gran parte de la colección fue sacada y guardada en la Embajada británica, el Museo del Prado y el Banco de España.

La reconstrucción y renovación del palacio la impulsaron el XVII Duque de Alba y la XVIII Duquesa, es decir, Cayetana Fitz-James Stuart. Manuel Cabanyes fue el encargado de erigir el nuevo palacio de Liria. Hoy es sede de la Fundación Casa de Alba y alberga una de las más destacadas colecciones de arte privadas del mundo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.