MÁS DE 5.000 HECTÁREAS QUEMADAS

MÁS DE 5.000 HECTÁREAS QUEMADAS

El incendio de la Sierra de Gata sigue sin controlar tres días después de su inicio

Las condiciones climatológicas, adversas, han obligado a que se incorporen nuevos efectivos del Ministerio de Medio Ambiente a las labores de extinción del incendio de la Sierra de Gata, que tras tres días activo, continúa sin controlar. Esta madrugada cerca de mil personas de Hoyos han tenido que ser desalojadas debido a las fuertes llamas avivadas por el viento.

El incendio de la Sierra de Gata llega a su tercer día sin control, avivado además por el fuerte viento, que ha obligado a desalojar esta madrugada a unas mil personas de la población de Hoyos y a la llegada de más medios materiales y humanos para apoyar las labores de extinción.

Un cuarto municipio, Villamiel, también se encuentra en alerta y podría ser desalojado si las llamas siguieran avanzando. Además seis carreteras se encuentran cortadas en estos momentos.

Las más de 5.000 hectáreas quemadas superan ya las 3.982 hectáreas que ardieron durante todo el pasado año en Extremadura, e igualan la cifra de 2013. Ecologistas en Acción ha recordado hoy el alto valor ecológico de la Sierra de Gata (Cáceres), donde fundamentalmente la vegetación está conformada por robles, madroños, alcornoques, encinas, olivos, castaños y pinares de repoblación, que suponen -estos últimos- una "bomba de gasolina" para el fuego.

Los responsables del Plan Infoex han advertido de las dificultades de la extinción debido a las condiciones climatológicas, los peligrosos accesos a las llamas y la escasa visibilidad.

Precisamente, el municipio de Hoyos, ha sido según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, la localidad extremeña que ha registrado esta madrugada la racha de viento más alta, 69 kilómetros hora, y una media de 41.

Esta situación ha provocado la incorporación de nuevos efectivos del Ministerio de Medio Ambiente a las labores de extinción, que ya tiene 21 medios aéreos en la zona, la Unidad Militar de Emergencia, de las administraciones autonómicas de Andalucía y Castilla y León, de Portugal y de la Diputación de Badajoz.

El objetivo es perimetrar el fuego, para que en cuando las condiciones climatológicas cambien, no alcance las casas de las poblaciones vecinas.

Por el momento se desconoce la causa del incendio aunque todo apunta a que fue intencionado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.