DESDE MÉDICOS HASTA POLICÍAS

DESDE MÉDICOS HASTA POLICÍAS

El Gobierno anuncia la creación de un programa de formación contra el ébola

El Comité ha anunciado que pondrá en marcha un plan de formación específico para todo el personal que pueda verse implicado en la lucha contra el ébola, desde médicos hasta bomberos o policías.

El Gobierno va a desarrollar un programa de formación para personas que puedan estar en contacto con el virus del ébola, dirigido primero a voluntarios y posteriormente a todos los implicados en la lucha contra este problema de salud.

Así lo ha informado este lunes el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Rodríguez Artalejo, miembro del comité científico sobre el seguimiento de la enfermedad por el virus del Ébola, que ha comparecido en rueda de prensa en la Moncloa para informar sobre la evolución de la auxiliar de enfermería.

Este experto ha explicado que en la reunión se ha analizado la disponibilidad de los medios materiales y humanos disponibles y se ha tratado especialmente del desarrollo de ese programa de formación, que liderará la Escuela Nacional de Sanidad, perteneciente al Instituto de Salud Carlos III.

Este programa está dirigido a médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, personal de vigilancia, policías y bomberos. Preguntado sobre si con la puesta en marcha de este programa no se reconoce que la formación ha sido insuficiente, Rodríguez Artalejo ha asegurado que no.

Ha explicado que obedece "a la preparación de la respuesta a un problema que ya no solo es potencial sino que ya ha llegado a otros países" y ha agregado que contará con la colaboración de los agentes sociales.

Por su parte, los sindicatos continúan con su lucha y piden más formación para el equipo médico encargado de tratar a Teresa Romero. Denuncian la falta de protección, por parte del Hospital, a los trabajadores, y quieren que la Justicia investigue si en el contagio de la técnico sanitaria se produjo un delito contra la seguridad laboral.

Una de las principales quejas es el tamaño de las esclusas de presión negativa. Un metro cuadrado en el que tienen que quitarse el traje de aislamiento. El Carlos III ha anunciado que ampliará su tamaño y además instalarán cámaras para reforzar la supervisión y comprobar que el protocolo se cumple.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.