Ideologías extremas toman el fútbol como campo de batalla

Ideologías extremas toman el fútbol como campo de batalla

Los altercados y agresiones entre grupos violentos, a lo largo de los últimos años

El enfrentamiento registrado en las inmediaciones del Vicente Calderón ha sido el último de una larga serie de incidentes ocurridos con motivo de un partido de fútbol. Las peleas y agresiones de aficionados violentos es una constante a lo largo de los últimos años.

Los hinchas más radicales del fútbol se identifican con ideologías extremas. Entre los que se sitúan en la extrema izquierda figuran los Riazor Blues, los Bukaneros del Rayo Vallecano, los Alkor Hooligans, del Alcorcón. Y en el País Vasco, la Peña Mújika, de la Real Sociedad, y los Herri Norte, del Athletic de Bilbao.

Con ideas independentistas pero con ideología neonazi están los Boixos Nois, del Barça, que fueron desterrados por el propio club. En la extrema derecha encontramos el Frente Atlético, ayudados ayer por los Ultra Boys, del Sporting de Gijón. Y, aunque no participaron en los incidentes de ayer, también son de extrema derecha los Ultra Sur, del Real Madrid, ya expulsados del Bernabéu, y las Brigadas Blanquiazules, del Espanyol.

Hace dos meses  después de un partido en el Calderón la cámara de seguridad de un bar de una gasolinera registraba un duro enfrentamiento, entre hinchas del Atlético de Madrid y el Sevilla. Se agredieron  a patadas y con taburetes.  Meses antes la Ertzaintza tenía que intervenir por unos altercados registrados en Vitoria y antes de disputarse un  encuentro que enfrentaba al  Alavés con el Zaragoza.

Peleas y enfrentamientos con el futbol como causa y excusa. Octubre de 2002. Derbi Sevilla-Betis. Hinchas radicales acorralaron y golpearon con una muleta a un vigilante de seguridad. Ni siquiera habían saltado al césped los jugadores. Le rompieron la nariz.

Violencia que se esconde detrás de unos  colores. En  2003 Manuel Ríos, seguidor del Deportivo de la Coruña, moría por los golpes que le propinaban radicales, pero de su mismo equipo al  intentar defender a un joven que llevaba la camiseta del  rival, el Compostela. Una nueva víctima mortal que se sumaba a la muerte en 1998 de Aitor Zabaleta. Aficionado de la Real Sociedad que acudió a Madrid para ver jugar a su equipo,  pero fue apuñalado en las inmediaciones del Calderón por un miembro de la facción más violenta del Frente Atlético.

Violencia o imprudencias temerarias como el lanzamiento de bengalas en el estadio de Sarria en el 92. Falleció un niño de 13 años.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.