CON EL FIN DE DETERMINAR EL TIPO DE MAMA Y SU MORFOLOGÍA

CON EL FIN DE DETERMINAR EL TIPO DE MAMA Y SU MORFOLOGÍA

Los ginécologos recomiendan que las mamografías se adelanten a los 35 años

Creen que es en torno a esa edad cuando más aumenta la probabilidad de padecer cáncer de mama. Sin embargo otros especialistas no lo apoyan, porque aseguran que el riesgo mayor está por encima: en las mujeres mayores de 50, y que antes de esa edad no está demostrado que la prueba sea efectiva.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (Sego) recomendará que las mujeres se hagan su primera exploración clínica acompañada de una mamografía a los 35 años con el fin de poder determinar el tipo de mama y su morfología, y por tanto, su posible predisposición a desarrollar un cáncer.

Esta recomendación, que se incluirá en una próxima onco-guía, no supondría un adelanto de la edad de cribado del cáncer de mama, que consiste en mamografías periódicas cada dos años entre los 50 y los 69 años (entre los 45 y los 69 en algunas comunidades), sino en una primera consulta y prueba a los 35 años, cuando el número de cánceres de mama comienza a aumentar.

Así lo ha avanzado, en un acto organizado por la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) con motivo del Día del cáncer de mama que se celebra el próximo día 19, el coordinador de la sección de Ginecología Oncológica de la Sego, Javier de Santiago, que ha señalado que el documento verá la luz previsiblemente en noviembre.

El número de casos de cáncer de mama ha aumentado en los últimos años en todas las franjas de edad y un porcentaje de ellos (entorno al 20%) se da en mujeres menores de 45 años, que están fuera de los sistemas de cribados. No obstante, la incidencia de la enfermedad es hasta tres veces mayor en la franja que va desde los 50 a los 55 años.

El dato positivo es que la supervivencia no deja de aumentar y ya alcanza el 83% a los cinco años del diagnóstico, la tasa más alta de Europa, mientras que la mortalidad desciende cerca de un 2% cada año.

Una de las razones que explican estos buenos resultados es que tres de cada cuatro casos se diagnostica en estadios iniciales, tal y como ha señalado Dolores Salas, de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

Salas ha insistido en que la edad de cribado está bien establecida y se ha mostrado contraria a rebajarla, puesto que los estudios han evidenciado que por debajo de los 45-50 años no está demostrado el beneficio de las mamografías y tienen lugar falsos positivos e intervenciones innecesarias.

Por debajo de esa edad, Salas ve necesario tener en cuenta los factores hereditarios y genéticos, tumores que representan un 10% del total, según ha indicado el coordinador del Grupo de Trabajo de Cáncer de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), Fernando López-Verde.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.