REFERÉNDUM 1-O

REFERÉNDUM 1-O

El Gobierno da por "desbaratado el referéndum" tras el cambio de las normas a 45 minutos de la votación

Fuentes del Ejecutivo aseguran que la comparecencia del portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, anunciando el cambio de las normas de votación a 45 minutos de que ésta se produzca confirma que el Estado de Derecho "ha desbaratado el referéndum".

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha cargado duramente contra los Mossos d'Esquadra, cuya actitud ha "puesto en riesgo de manera irresponsable el prestigio" de la policía catalana, y ha asegurado que el ejecutivo "se ha visto obligado a hacer lo que no quería hacer".

En rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Barcelona, Millo ha considerado que "los Mossos tenían la orden policial de impedir la celebración del referéndum ilegal", pero "lamentablemente no ha sido así en la mayoría de casos". Por lo tanto ha tenido que actuar la Policía Nacional y la Guardia Civil, con el objetivo de incautarse del material electoral, no de actuar contra las personas: "El objetivo no son las personas que se han acercado a expresar su opinión".

Millo ha asegurado que "se confirma que el Estado de derecho ha desmontando el referéndum ilegal. No hay referéndum de autodeterminación en Cataluña", ha sentenciado.

En este sentido, explican que con el anuncio del Ejecutivo de Carles Puigdemont de que se podrá votar en cualquier lugar, con un "censo universal", sin sobres y con la papeleta traída de casa "certifica que han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática".

Estas fuentes aseguran que "por primera vez en la historia mundial" de las elecciones se cambian las normas a 45 minutos de que éstas comiencen "con el único objetivo de forzar el resultado de las mismas". "Sin censo, con papeletas de casa, sin sobres y en el colegio que a cada uno le de la gana", apostillan las mismas fuentes, recalcando que si el 6 y el 7 de septiembre --cuando se aprobaron las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y fundacional de la república-- fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral".

Esta es la posición del Ejecutivo después de que el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, anunciara que el Gobierno catalán dispone de un "censo universal" que permitirá a los catalanes votar en cualquier colegio electoral de Cataluña y no necesariamente en el colegio que tengan inicialmente asignado.

Este cambio de ultima hora significa una modificación de las reglas previstas en la ley del referéndum aprobada con los votos de la mayoría independentista en el Parlamento catalán.

En rueda de prensa, Turull ha explicado que se han visto obligados a impulsar esta estrategia porque "algunos" colegios electorales no podrán abrir este domingo, pero ha garantizado que han dispuesto un mecanismo electrónico que evitará que la gente pueda votar más de dos veces.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.