GRAN RECORTE PRESUPUESTARIO

GRAN RECORTE PRESUPUESTARIO

La crisis económica también afecta a la Policía Nacional

La Policía Nacional se ha apretado el cinturón. Muchos agentes tienen que costearse sus chalecos antibala, los vehículos a duras penas pasarían la ITV y la munición, escasea.

El año pasado se compraron sólo seis chalecos antibalas para todo el cuerpo de Policía Nacional del país. La escasez de este material obliga a los agentes a poner dinero de su bolsillo y costearse sus propios chalecos, que alcanzan un precio de 600 euros.

Piden nuevos cascos, guantes anti-cortes, cinturones o botas. Utilizan vehículos con más de 20 años de uso. El recorte en los presupuestos afecta también a la munición, a menos balas, menos ejercicios de formación. Además, los agentes deben guardar las armas en casa.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.