EL OBJETIVO ES PALIAR LAS TENSIONES DE TESORERÍA

EL OBJETIVO ES PALIAR LAS TENSIONES DE TESORERÍA

Cataluña retrasará el pago de IRPF y Seguridad Social por falta de liquidez

El conseller de Economía ha revelado que el gobierno de la Generalitat está aplicando un "cierre de cajas transitorio", retrasando todo lo que puede el pago de las cotizaciones sociales al Estado. El pago de retenciones de IRPF de noviembre se hará el 20 de enero junto con las de diciembre. También negocian retrasar el pago de las cotizaciones sociales de octubre, que debería hacerse efectivo el 31 de diciembre.

El gobierno de la Generalitat se verá obligado a retrasar el pago al Estado español de las retenciones del IRPF y las cotizaciones de Seguridad Social por falta de liquidez, según han explicado fuentes de la consellería de Economía.

Este mediodía, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha revelado que el gobierno de la Generalitat está aplicando un "cierre de cajas transitorio", retrasando todo lo que puede el pago de las cotizaciones sociales al Estado.

Posteriormente, fuentes de la consellería han detallado que desde que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero transmitió que no pagaría los 759 millones de euros que debía a la Generalitat, el pasado 13 de diciembre, en el Govern se activaron todas las alarmas.

El "choque devastador en la tesorería" catalana provocado por este impago obligó al Govern a marcarse como objetivo prioritario destinar la liquidez disponible al pago de proveedores y de trabajadores públicos, por delante de los pagos al Estado.

El pago de retenciones de IRPF de noviembre se hará el 20 de enero
Según fuentes de la consellería, el Govern ha llegado a un acuerdo con la administración central para posponer un mes el pago de las retenciones de IRPF correspondientes al mes de noviembre, que se harán efectivas el 20 de enero, junto con las de diciembre, sin recibir por ello ninguna sanción ni cobro de intereses.

Paralelamente, el gobierno catalán está negociando la posibilidad de retrasar también el pago de las cotizaciones sociales de octubre, que teóricamente debería hacerse efectivo el 31 de diciembre.

El ejecutivo que preside Mas ha comunicado a los representantes del Estado que su prioridad son los pagos a proveedores y empleados públicos de la Generalitat, por lo que si no se solventa en los próximos días esta falta de liquidez podría pasar que el 31 de diciembre no se transfiriesen las cotizaciones sociales.

Desde la consellería de Economía se afirma que siguen las negociaciones para intentar evitar una situación conflictiva y acordar un aplazamiento de estos pagos al menos un mes.

El Govern es consciente de que, en caso de no pagar a tiempo esta suma de dinero, el Estado lo descontará de cualquier posterior transferencia que deba realizar a la Generalitat, por lo que solamente serviría para ganar algo de tiempo.

"Esto nos lo descontarán. Pero en fin, servirá para pasar unas semanas. Las tesorerías se gestionan de esta manera", ha argumentado Mas-Colell desde el Parlament.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.