La detención de Hugo ha traído inesperados problemas a los ‘Toy Boy’. Iván cree que, entre ellos, se encuentra el traidor que entregó las grabaciones a Zapata. El ‘toy boy’ confiesa sus dudas a Claudia, ajeno a que ella es la verdadera culpable.

La unión entre los 'Toy boy' se debilita: "Uno de nosotros es un traidor" | antena3.com

La tensión entre los chicos es palpable y no dudan en incriminarse los unos a los otros. Germán acusa a Jairo por su relación con Andrea Norman. Por su parte, Jairo asegura que es Germán el que ha hablado con la policía.

Tensión, descoordinación y una agresión, el accidentado baile de los 'Toy boy' | antena3.com

Ante esta situación, Iván decide rebuscar en las taquillas en busca de pruebas, encontrando una gran cantidad de dinero en la de Germán. Iván sospecha que fue él quien vendió a Hugo y se lo recrimina segundos antes de salir al escenario. La gran tensión que hay entre ellos se apodera de la situación y, lo que pretendía ser un sensual baile, termina en una agresión.

Jairo, rechazado por su familia | antena3.com

Pero ese no es el único problema para Jairo. El ‘toy boy’ se distanció de su familia por su trabajo y, después vivir una temporada en el Inferno, ha intentado volver a casa. Sin embargo, no ha sido bien recibido por su padre y su hermano. La amenaza de este último ha sido tajante: “Ni se te ocurra volver”.

Lo que sí parece mejorar es la relación entre Andrea y Jairo. Los jóvenes vuelven a verse y, precisamente estando con Jairo, Andrea recibe un mensaje que le hace temblar y gritar, asustado. Álvaro, el nieto de Benigna Rojas, le ha escrito muchos años después de desaparecer: “Qué pasa, tapón?” No es lo único preocupante que Jairo verá en Andrea. El ‘Toy boy’ también descubre marcas de cortes en sus brazos.

Por otra parte, Triana descubre la clave para sacar a Hugo de la cárcel. Mientras revisaba unas fotografías, la abogada se da cuenta de Philip tenía un reloj inteligente que no aparece en los objetos personales declarados tras su muerte. Triana se lo cuenta a Hugo, quien le pide que informe de todo a Macarena.

La abogada decide confiar, por esta vez, en Macarena. Utilizando una información que la empresaria desconocía: Benigna Rojas es quien paga la defensa de Hugo, logra la colaboración de una sorprendida Macarena. Tras conseguir la contraseña, descubren que el ladrón no lo ha desactivado y logran ver su posición en el GPS. Pero un error de Macarena provoca que alguien lo apague. Sin embargo, los datos arrojados por el reloj inteligente son suficientes para sacar a Hugo de la cárcel, aunque seguirá siendo investigado.

Macarena, incrédula ante la nueva información de Triana: "Benigna Rojas es quien paga la defensa de Hugo" | antena3.com

Macarena, por su parte, vive uno de sus días más duros. Piensa, desde que vio una sospechosa foto que Álvaro dedicó a Andrea hace años, que él es el violador de su hijo. Además, no entiende cómo Benigna Rojas puede estar financiando la defensa de Hugo. Pero lo más sorprendente es que los datos arrojados por el reloj parecen confirmar que el asesino de Philip está en MedinaCon.

Ante tanta presión, Macarena se enfrenta a Benigna y Ángel Altamira durante su visita. "Tu nieto violó a mi hijo", acusa antes de lanzarse sobre Ángel para buscar el reloj. Quizá la empresaria no se equivoque, porque una imagen muestra cómo el codiciado objeto está bajo el asiento del acompañante del coche de Benigna. ¿La muerte de Philip habrá sido cosa de los Rojas?

Una enfurecida Macarena se enfrenta a Benigna Rojas y a Ángel | antena3.com

En cuanto a Hugo, vive un momento agridulce. Ha conseguido salir de la cárcel gracias a la ayuda de Triana, pero la abogada sigue mostrándose fría y distante. El ‘toy boy’ le pide un abrazo, pero ella es tajante: "Soy tu abogada y tú eres mi cliente, eso es lo único que sé". Quiere tomar distancia de su relación.

Triana decide tomar distancia en su relación con Hugo | antena3.com