Tiene un nuevo dueño

Mari Carmen, obligada a abandonar su casa a los 86 años: "Me están jodiendo la vida y no lo voy a permitir"

Mari Carmen lleva toda la vida viviendo en esta vivienda del centro de Madrid, pero el edificio tiene nuevos propietarios que le han ofrecido comprarla o pagar más de alquiler, pasando su precio de los 440 a más de 2.000. Está desesperada porque no puede permitirse ninguna de estas opciones.

Publicidad

Mari Carmen lleva toda la vida viviendo en la misma casa, y ahora debe abandonarla a la fuerza ya que una empresa ha comprado el edificio y le ofrecieron la posibilidad de comprar la vivienda o pagar más de alquiler.

De 440 euros ha subido a 2650, una subida del 275%. Pero no es un alquiler cualquiera, porque Mari Carmen lo heredó de su padre y es de renta antigua, lo que significa que no se le puede subir el precio.

Un juez, sin embargo, ha dado la razón a los nuevos dueños y Mari Carmen, con 86 años, tiene que irse. Uno de los problemas es que ella, a su edad, no puede pedir un préstamo para comprar la vivienda porque no se lo conceden.

Además, cobra 1450 euros de pensión, por lo que no le llega para pagar el alquiler que piden y mucho menos encontrar uno igual en el mismo barrio.

El piso está situado en pleno centro de Madrid, una zona que se ha revalorizado con los años. Los alquileres de pisos como el de Mari Carmen, que rondan los 90 metros cuadrados, no bajan de los 2.000 euros.

Está desesperada ya que la casa es lo único que conserva de su familia. Desde que le avisaron de que tenía que abandonarla, tiene problemas para dormir y acude a terapia porque está sumida en una grave depresión.

Mari Carmen no tiene a dónde ir, pero asegura que no se va a quedar de brazos cruzados y luchará hasta el último momento por quedarse en la vivienda donde guarda los recuerdos de toda la vida.

En Y ahora Sonsoles hemos hablado con ella y ha dejado claro que no se va a ir de su casa, en la que lleva viviendo más de 60 años, porque además hay mucha gente en Madrid en su misma situación.

"Me gustaría que me dijeran cómo vivirían ellos de la forma en que pretenden que viva yo", ha dejado claro Mari Carmen, que tiene todos sus recuerdos en esa vivienda, incluidas las muertes de sus padres.

Entre lágrimas, ha dejado claro que no tiene a dónde ir ni familia directa que la pueda acoger, y no entiende cómo nos hemos deshumanizado tanto. "Me están jodiendo la vida y no lo voy a permitir", ha dejado claro.

Antena 3» Programas» Y ahora Sonsoles

Publicidad