Se presentan en casa para hacer un arreglo

Justa, estafada por unos falsos instaladores: "Se llevaron la caja fuerte y no sé cómo no me caí al suelo"

Un nuevo método de estafa del que ha alertado la Guardia Civil es el de unos supuestos instaladores que van a casa de sus víctimas, personas mayores, para arreglarles algo aunque no los hayan llamado y después les piden dinero. En ocasiones también les roban.

Publicidad

La Guardia Civil ha alertado de un nuevo método de estafa a las personas mayores. Unos supuestos instaladores llegan a casa de su víctima, que han estudiado previamente, para arreglarle o revisarle algo, aunque no lo hayan solicitado.

Van vestidos con mono y, cuando acaban, le piden a la persona estafada que les paguen por los servicios. En ocasiones, además, aprovechan para robar en las casas de los estafados.

Justa ha sido una de las afectadas por esta estafa. A su casa llegaron un hombre y una mujer, y ella se encargó de entretenerla en la cocina. "Él estuvo haciendo de las suyas", ha dicho. Los estafadores le pidieron que encendiese las placas, algo que le extrañó a la señora.

"Me puse nerviosa y me quise salir para afuera pero no me dejaba", ha dicho. Entonces la estafadora advirtió a su compañero de que se estaba poniendo nerviosa, pero lograron llevarse las joyas que tenía entre la ropa, además de su caja fuerte donde tenía el dinero en metálico, las cartillas del banco, además de otros papeles.

La estafadora le pidió incluso un cuchillo, por lo que Justa se asustó mucho. Entonces ella intentó ir a ver qué hacía, pero la estafadora no la dejaba. "Hasta le di un empujón", ha asegurado.

Cuando se van, Justa tuvo un ataque de nervios y fue con la ayuda de sus vecinos que consiguió calmarse. Ellos llamaron a la policía, que llegó en 10 minutos a su casa, y a su hijo, además de al banco para que anulasen las cartillas.

Antena 3 » Programas » Y ahora Sonsoles

Publicidad