Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Sopas y cremas

Tiempo de elaboración: 40 minutos

La receta "de andar por casa" de Karlos Arguiñano: Vichyssoise con delicias de queso

'Cocina abierta de Karlos Arguiñano' ha elaborado lo que en España se llamaría 'crema de puerros con patatas', un plato delicioso, muy saludable, y con una presentación inmejorable.

En resumen

  • Tiempo de elaboración: 40 minutos
  • Ideal para cuatro personas
  • Se puede servir caliente, templada o fría

Ingredientes (4p.):

15 puerros (finos)

1 patata grande

2 cebolletas

250 g de queso de oveja y trufa

250 ml de leche

harina, huevo, pan rallado (para rebozar)

200 g de guisantes desgranados (pueden ser congelados)

4 lonchas de jamón serrano

2 huevos

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración:

Cubre una bandeja de horno con un trozo de papel de horno, extiende encima las lonchas de jamón y cúbrelas con otro papel de horno. Hornéalas (horno caliente) a 190º durante 10 minutos. Retira las lonchas de jamón del horno y deja que se enfríen.

Pon agua a calentar en un cazo. Cuando empiece a hervir, agrega los guisantes y una pizca de agua. Cuécelos durante 15 minutos aproximadamente.

Pon agua a calentar en un cazo. Añade los huevos y cuécelos durante 10 minutos desde el momento en que el agua empiece a hervir. Refresca, pela y pícalos en daditos.

Pica las cebolletas en dados y ponlas a rehogar en la olla rápida con un chorrito de aceite. Limpia los puerros retirándoles la parte inferior (la de los pelos) y la superior (la verde). Hazles un corte en cruz por la parte superior y enjuágalos bien bajo el grifo de agua fría. Pela la patata, casca y añádela. Cúbrelos con agua, sazona y cocina todo durante 4 minutos desde el momento en que suba la válvula.

Pasa los puerros a una jarra batidora y tritúralos bien. Vierte la leche y sigue triturándolos hasta conseguir una crema homogénea.

Corta el queso en triángulos, enharina y pásalos por huevo batido y pan rallado. Fríelos brevemente en una sartén con aceite de oliva. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente.

Sirve la crema con las delicias de queso, las lonchas de jamón crujiente, los huevos picados y los guisantes. Adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

La vichyssoise es perfecta para comer caliente, templada o fría. Todo es cuestión de gustos.

Karlos Arguiñano alerta de "la tontería" que podría arruinar la receta