Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Última hora Afganistán

La viuda de un policía fallecido lamenta el abandono de EEUU en Afganistán: "A veces pienso que tanta lucha no ha servido para nada"

Agentes de Policía han rescatado de Afganistán banderas en honor a los policías muertos en Kabul en el año 2015. Gemma de los Ríos, viuda de uno de los policías fallecido, Jorge García Tudela, manifiesta que recibió la noticia "con mucha emoción". Por su parte, ante el abandono de EEUU comenta: "Cuando ves que el trabajo de 20 años no ha servido para nada, se te agrava el dolor".

Publicidad

Agentes de policía rescatan de Afganistán las banderas en honor a los policías muertos en Kabul en el año 2015 y manifiestan en la cuenta oficial de Twitter de la Policía Nacional: "Orgullosos de los 10 policías del GEO y 7 de la UIP que permanecen en Kabul comprometidos con la seguridad de los ciudadanos españoles y afganos. Jorge García Tudela e Isidro Gabino Sanmartín: héroes de la Policía Nacional y ejemplo para sus compañeros".

Espejo Público ha podido hablar con Gemma de los Ríos, viuda de uno de los fallecidos, Jorge García Tudela. "Cuando recibí la noticia me emocioné mucho y vi lo importante que es ayudar a quién te ha ayudado", asegura. "Son hombres de honor y como tal están trabajando en estos momentos jugándose la vida para salvar la vida de muchos afganos", señala.

Sobre la labor que está llevando a cabo el Gobierno de España, señala que lo está viviendo "muy emocionada". "Creo que es el mejor homenaje que se le puede rendir a las víctimas y que no caiga en saco roto todo su trabajo. Es importante ayudar a quien te ayudó", apunta.

102 personas han fallecido en Afganistán y cuando se conoció que EEUU abandonaba el país, Gemma apunta que la primera sensación que tuvo fue: "Por ti para ti. Cuando ves esto lo primero que piensas es que tanta lucha no ha valido para nada". Explica que su marido fue para trabajar "por y para el bienestar de la población afgana" y no hay nada que lo compense "porque para mí no era solamente subinspector de Policía, era el padre de mis hijos y mi compañero de vida".

"Cuando ves que el trabajo de 20 años no ha servido para nada, se te agrava el dolor", asegura. Aun así, comenta que con las últimas noticias ve que la gente sigue allí luchando y trabajando y "eso es gratificante". Por último, insiste en que el gesto de la bandera lo recibió mucha emoción, pero manifiesta: "Lo que más espero es que todos lleguen a casa porque conozco la angustia de esa espera, eso es lo principal".

Publicidad