"Los datos de paro demuestran el suspenso de paro de Sánchez en materia económica. Desde que está en La Moncloa cerca de 15.000 españoles han perdido sus puestos de trabajos", establece Montesinos. "Hoy todos los españoles saben por qué Sánchez quería el debate ayer lunes y no hoy".

Asegura que en el PP pasarán "de la parálisis al impulso reformista". La prioridad de Pablo Casado es "el impulso del empleo".

Tiene claro que "Sánchez no cierra la puerta a pactar con independentistas" ni a pactar con quienes quieren romper España y con aquellos que están con los violentos".

El del PP considera que Sánchez no se atreve con romper con quien tiene acuerdos en las instituciones catalanas. "El PSOE mantiene acuerdos institucioneales en muchos consistorios de Cataluña y cuando había concejales que pedían que la jefatura se fuera del centro de la ciudad condal el PSOE guardaba silencio porque está en ese consistorio", apunta.

Recuerda que "Sánchez no miró a Casado a los ojos" para contestarle si Cataluña es o no una nación.