Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

#RiverayAmigos

Jorge Lorenzo se sincera con Fran Rivera: "Mi padre era como Hitler"

Fran Rivera ha charlado con el campeón de motociclismo Jorge Lorenzo. Ya retirado de los circuitos, asegura que es más feliz que cuando corría porque vivía obesionado por ganar. Eso sí, echa de menos subir al podio.

Fran Rivera y Jorge Lorenzo se conocieron en un restaurante japonés y de aquel encuentro nació una promesa que el tres veces campeón del mundo de Moto GP ha cumplido ahora en forma de entrevista.

Asegura Lorenzo que ahora se siente más feliz que cuando corría porque se define como alguien "muy perfecionista que se entrega al máximo": "Estaba todo el día pensando en cómo ser mejor", destaca. Aunque reconoce que si algo echa de menos de su etapa profesional, eso es ganar.

Desde pequeño ha sido muy competitivo. Le gustaba ganar más que ir en moto: "Ir en moto era la herramienta para conseguir ganar en la vida". Su padre le hizo una moto con 3 años, ya que el motociclismo era la pasión de su progenitor. "Mi padre fue como una especie de Hitler, tipo entrenador de gimnasia deportiva chino o ruso. Me enseñó muchos valores deportivos que me hicieron llegar donde estoy", señala.

"Es muy difícil separar las cosas y llevarte bien con tus rivales fuera de los circuitos"

Siempre corría con niños más mayores que él y aún así les ganaba. Recuerda una carrera de Cartagena con 10 años, en la que le dejaron correr in extremis y ya quedó tercero. En 2002 con 15 años y un día corrió su primer Gran Premio. El viernes que empezó el GP tenía 14 y no le dejaron competir. Obstenta el récord de precocidad en el campeonato del mundo.

"Si tuviera un hijo haría todo lo posible para que no fuese piloto"

El bicampeón del mundo en la categoría de 250cc en 2006 y 2007 cree que el deporte te exige egoismo y es muy importante separar cuando ha terminado la carrera y llevarse bien con tus rivales. Lo peor para Lorenzo son las lesiones. Recuerda el momento en el que se lesionó de la clavícula y al despertar de la operación se encontró tan bien que regresó al circuito y el sábado quedó en un quinto puesto. "Eso no lo ha hecho nadie y no creo que nunca más lo hagan porque ahora han cambiado las normas y no permiten estas burradas".

Empezó con Honda lesionado, en la primer carrera se rompió una costilla y no se adaptaba a la moto. Entre los problemas con la moto y las lesiones, después de 28 años decidió "disfrutar de la vida". Recuerda que se preparaba físicamente con mucha exigencia y llegó a pesar 52 kilos cuando ahora pesa 70.

No tiene planes de ser padre a corto plazo y cree que "directamente será abuelo". Apunta que si tuviese un hijo haría de todo para que no fuese piloto.

Puedes ver la entrevista completa de Jorge Lorenzo en Espejo Público a través de Atresplayer.

Publicidad