Considera el letrado Antonio Flores que el ministerio Fiscal "se está equivocando" porque pone el foco sobre su cliente y no sobre el pocero."No entiendo que no vaya el pocero como investigado porque hay una responsabilidad objetiva, hace un sondeo, lo deja abierto, no lo sella y luego se marcha. Me parece sorprendente", señala.

La Fiscalía malagueña ha solicitado que citen en calidad de investigado por un delito de homicidio imprudente al dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde está el pozo en el que cayó y en el que murió Julen, de 2 años, el pasado 13 de enero.

El Ministerio Público estima que "ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos de la fatal caída del pequeño y, por tanto, procede depurar, si es que las hubiere, las responsabilidades penales de las personas intervinientes". El fiscal ha pedido a la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga que tome declaración como investigado al propietario de la finca, David Serrano Alcaide, por lo que ya se le puede admitir su personación en la causa como investigado.