Nadal ha conseguido algo que era difícil de imaginar: ganar su 12º Roland Garros y situarse a dos Grand Slam de Federer. Tras ganar solo tiene palabras de agradecimiento. Se encuentra muy agradecido a quienes le apoyan diariamente: equipo, familia, espónsor y quienes siempre le han seguido.

Pese a acercarse a las cifras de Federer, asegura que "ahora mismo no piensa en Federer". "Pienso que he conseguido algo que es especial dentro del deporte en sí y en una semana empezaré a preparar hierba", señalaba.

Reconoce que este ha sido "un año complicado a nivel de problemas físicos". "En algún momento esos problemas me han lastrado pero lo más importante es la aceptación del problema y valorar cada pequeña mejora, así como las pequeñas victorias diarias. Eso se consigue con una voluntad personal de la gente que tienes alrededor", señalaba.

No ve cercana su retirada. "Intento no pensar en cuánto tiempo me queda porque eso es el principio del fin. Disfruto del día a día", matiza.