ObjetivoTV » Betty ve telenovelas

BETTY VE TELENOVELAS

7 niños que nos han robado el corazón en las novelas de Nova

Han pasado décadas desde que niños como Marisol o Joselito cautivaban a los espectadores con sus películas. También hace años que grupos infantiles como Parchís tomaron el relevo. Ahora son varios los niños que nos roban el corazón a través de la pequeña pantalla en Nova o Antena 3.

Los niños más queridos de las novelas

Nova Los niños más queridos de las novelas

Publicidad

Elif, la niña de las trenzas inconfundibles

Elif es muy parecida y, a la vez, muy diferente de los anteriores personajes. Se parece a Nisan y Doruk en tener una madre abnegada que se desvive por ella. Y se parece a Öykü en vivir rodeada de problemas.

Porque si algo caracteriza al personaje interpretado por Isabella Damla Güvenilir es su don para atraer los problemas. Probablemente haya sido la niña que más veces se ha perdido, que más veces ha sido secuestrada y más veces ha tenido que ser rescatada.

Así que, sin duda, la característica que mejor define a Elif es tanto la capacidad de adaptación a cualquier situación así como su habilidad para la supervivencia. Porque Elif ha pasado en su corta edad por muchas más circunstancias de las que muchos adultos pasan a lo largo de toda su vida. Y sus risas y sus lágrimas, sus abrazos con Melek y sus “roces” con Arzu, consiguen que la audiencia no le pierda la pista a esas trenzas que son su auténtico sello de identidad, que la convierten en inconfundible e inolvidable.

[[H3:Öykü: Beren Gökyildiz brilla en 'Mi hija']]

A estas alturas decir que la pequeña Beren Gökyildiz es una gran actriz no es ninguna novedad. Quienes tuvimos la suerte de descubrirla en ‘Madre’ ya teníamos claro que iba a conquistar a cuantos la vieran. ¿Por qué? Son tantas las razones que es complicado resumirlas en unas pocas líneas, pero quizá la más destacada sea que una vez que aparece en pantalla no puedes apartar los ojos de ella.

Beren Gökyildiz tiene ese don que solo atesoran las grandes estrellas: la capacidad para transmitir todas y cada una de las emociones de sus personajes. Lo hizo con Melek. En cada capítulo conseguía que se nos encogiese el corazón al ver su miedo, su resignación, su madurez.

Ahora Öykü ha confirmado que aquella primera impresión no fue un espejismo. Hemos entendido su inquietud al no saber cómo reaccionaría su padre al conocerla. Hemos entendido su miedo a que Demir desapareciera dejándola atrás. Hemos entendido su ilusión por haberse encontrado con Candan. Hemos entendido su silencio sobre su enfermedad por su temor a ser abandonada nuevamente.

Pero Öykü también consigue arrancarnos más de una sonrisa como cada vez que se convierte en madre de su padre y le echa en cara sus malas acciones.

Y obviamente, justo es reconocer también su capacidad para “conectar” con sus compañeros de plano. Lo vimos con Cansu Dere y lo reafirmamos ahora con Bugra Gulsoy.

Nisan y Doruk: mucho más que los hijos de Bahar en 'Mujer'

Si Öykü se ha convertido en la voz de la conciencia de Demir, Nisan y Doruk son la gasolina que hace que arranque y funcione el motor que hace que Bahar siga en pie después de todas las calamidades vividas.

La serie protagonizada por Özge Özpirinçci lleva el título de ‘Mujer’, pero perfectamente podría haberse llamado ‘Todo por mis hijos’, dado el relevante papel que los pequeños tienen en esta historia.

Por Doruk y Nisan, Bahar ha trabajado día y noche. Por Doruk y Nisan, Bahar llamó nuevamente a la puerta de su familia. Por Doruk y Nisan, Bahar luchó con todas sus fuerzas contra la enfermedad. Por Doruk y Nisan, Bahar se quitó el anillo de Arif.

Pero esta es una relación bidireccional. Bahar lo da todo por sus hijos, pero estos dos pequeños niños también saben responder todos los esfuerzos y sacrificios de su madre.

Nisan ejerce de ejemplar hermana mayor. El vestido más bonito del mundo pasa a no gustarle tanto cuando ve la cara de su madre al saber el precio. Sus botas no le aprietan tanto como parece y sus viejos zapatos solo necesitan una nueva decoración. Nisan se muere por contarle a su madre que su padre ha vuelto, pero entiende que es mejor esperar a que tenga más fuerzas para decírselo. Pero, sobre todo, Nisan es el mejor apoyo y la mejor cómplice de su madre.

Hace ya mucho tiempo que la conocemos, pero Kübra Süzgün sigue sorprendiéndonos con su madurez interpretativa. Hay momentos que solo es una niña, como cuando llama a su padre. Pero en otros momentos parece el más maduro de los personajes, como cuando protege a su madre con su silencio.

En cuanto a Doruk, ¿hay alguien que no sonría a la pantalla cada vez que aparece? ¿Hay alguien que no haya querido ir a comprar helado para compartirlo con él? ¿Hay alguien que no se haya emocionado al ver su sincero amor por Ceyda y su cariño incondicional hacia el “termóletro”?

Doruk no tiene la madurez de Nisan. No tiene su capacidad de observación ni ese sexto sentido de comprender lo que pasa en el mundo de los “mayores”, pero tiene el encanto de la infancia más inocente. Por eso es el primero que se atreve a verbalizar lo que todos ven que pasa entre Arif y Bahar. Por eso cree que su abrazo con Sarp solo ha sido un sueño. Por eso solo pregunta si podrá jugar con sus hermanitos sin pensar en todo lo que implica la existencia de los gemelos.

Sin la madurez de Nisan, sin la inocencia de Doruk, sin sus miradas, sus sonrisas y sus mofletes, ‘Mujer’ sería una serie incompleta.

Frijolito, el niño que buscaba a su padre

Pero antes de que los niños de las series turcas nos cautivaran, otro pequeño gran actor ya se había instalado en nuestra memoria. Alejandro Felipe Flores consiguió que Frijolito fuera inolvidable no solo para los que han seguido sus aventuras, sino incluso para aquellos que no han visto ni uno solo de capítulos.

Frijolito comparte con sus compañeros turcos una expresividad capaz de atravesar la pantalla. Es imposible no enternecerse con su mirada a cámara porque Frijolito puede arrancarnos una lágrima mientras pregunta una y otra vez dónde está su padre, pero también nos provoca una sonrisa con sus infantiles ocurrencias.

Son muchos los momentos para comentar y recordar de Frijolito, pero, sin duda, hay que hacer mención al especial vínculo que lo une con su “mami chula” Margarita y esa conexión que crea con ese mejor amigo adulto, que tanto tarda en entender el origen de esa complicidad instantánea.

Nico encuentra una nueva vida

El pequeño Nico de ‘Te doy la vida’ también nos enterneció desde el primer momento. Su enfermedad nos tuvo con el corazón en vilo, pero aquel preocupante momento trajo esperanza. La esperanza de su recuperación y la esperanza de reencontrarse con ese padre biológico que no tenía ni idea de la existencia de ese hijo que tanto lo necesitaba.

Porque Nico necesitaba la médula espinal de Pedro, pero también necesitaba su cariño porque, si bien Ernesto siempre cuidó del pequeño, el niño necesitaba un referente que no mintiese, que no manipulase, que no jugase con sus sentimientos.

Gül, la señora de los ojos claros de 'Hercai'

Mientras que los personajes anteriores, soportan gran parte de la trama de sus respectivas series, Gül es testigo privilegiada de los principales acontecimientos que suceden en la mansión Sadoglu.

Pero la señora Gül no solo se limita a observar cuanto acontece a su alrededor, sino que en más de una ocasión ha intentado propiciarlos. Más de una vez ha conseguido que su feroz abuelo abandonase su constante mal humor y ha sido la mayor valedora de la pareja que forman Reyyan y Miran.

Pero, sobre todo, la señora Gül aporta el toque de ternura en medio de la ira y la violencia que acompaña a los personajes adultos y justo es reconocer que en muchos momentos su aparición mitigó instantes de alta tensión.

Habría muchos otros niños de los que hablar y seguro que en el futuro nos encontraremos con otros jóvenes intérpretes con gran talento, pero Beren Gökyildiz, Kübra Süzgün, Ali Semi Sefil, Isabella Damla Güvenilir Alejandro Felipe Flores, Leonardo Herrera y Ebrar Alya Demirbilek se han ganado un hueco imborrable en nuestra memoria.

Publicidad