ObjetivoTV » Betty ve telenovelas

BETTY VE TELENOVELAS

'Fatmagül', 'Madre' y 'Mujer': tres hitos que convierten a Atresmedia en estandarte del fenómeno turco en España

Hace tres años se estrenaba en Nova 'Fatmagül', la primera serie turca que llegaba a España. Fue una iniciativa innovadora y arriesgada por parte de Atresmedia que tuvo como resultado unos datos de audiencia históricos. Ante esto, Nova dio un paso más en su apuesta turca y programó 'Madre' en Prime Time del domingo. El resultado fue también muy satisfactorio. Ante tales antecedentes, este verano llegó la decisión de apostar por una serie turca para Antena 3. 'Mujer' se convertía en la primera producción turca que se estrenaba en una cadena generalista en España. Son tres momentos, tres decisiones, tres apuestas, tres hitos, que convierten a Atresmedia en estandarte del fenómeno turco en España.

Publicidad

2018: 'Fatmagül' arranca el fenómeno

Era el 8 de enero de 2018 cuando Beren Saat y Engin Akyürek aparecían en las pantallas españolas. Llegaban con el aval de protagonizar una de las series más simbólicas del catálogo turco y las expectativas se cumplieron. 'Fatmagül' se convirtió en todo un fenómeno de audiencia alcanzando un histórico 6,2% de share y 853.000 espectadores en su capítulo final.

¿Qué tiene 'Fatmagül' para haberse convertido en la mejor embajadora del audiovisual turco en España? Una historia que calaba en la audiencia desde el primer capítulo y que conseguía mantener el interés a lo largo de todo su desarrollo con una combinación perfecta de diferentes elementos.

Por un lado, la lucha de Fatmagül por superar la violación de la que fue víctima. Y, sobre todo, la doble lucha que tiene que enfrentar. Fatmagül debe luchar contra los demonios que se colaban en su memoria a la menor oportunidad, pero también afronta la lucha legal de castigar a los culpables del delito. Sin olvidar, la lucha social para hacer entender a propios y extraños que ella era la víctima indiscutible de la situación.

Por otro lado, es difícil olvidar la especial relación que se crea entre Fatmagül y Kerim. Fuimos testigos de una evolución, que solo un guion muy bien hilvanado puede hacer creíble. Vimos el rencor de ella y el arrepentimiento de él. Vimos como no soportaban estar ni en la misma habitación. Pero también vimos el afán de él por redimirse ante ella convirtiéndose en su principal protector y también dando el paso de confesar ante la policía el delito del que fue testigo presencial.

Y, así, capítulo a capítulo, nos mantuvimos ante la televisión deseando que Fatmagül levantara la cabeza y que Kerim se perdonase a sí mismo. Y, al mismo tiempo, ansiamos que los Yasaran agotaran su arsenal de maletines y cambiaran sus cómodas mansiones por los fríos calabozos de una prisión.

2019: 'Madre' confirma el fenómeno

Pero al margen de las cifras, el éxito de 'Fatmagül' también provocó que lo que parecía una anécdota dentro de la programación televisiva se convirtiera en el buque insignia del desembarco de otros títulos que fueron copando puestos entre lo más visto de la TDT. 'Amor de contrabando' y 'Sila' confirmaban el gusto de la audiencia española por este tipo de producciones.

Era el momento de dar un paso más y el 24 de marzo de 2019, Nova confirma su apuesta por el fenómeno turco programando una serie otomana en el prime time de los domingos.

La elegida para ese nuevo horario fue 'Madre', protagonizada por Cansu Dere (bautizada como la reina de Nova por los grandes datos de audiencia de 'Sila') y Beren Gökyildiz, a quien ahora vemos en 'Mi hija'.

La historia, en este caso, no tenía nada que ver con 'Fatmagül', salvo por el detalle de estar protagonizada por mujeres fuertes. En este caso la trama se centra en la pequeña Melek, que vive un auténtico infierno en su casa, infierno del que es rescatada por su profesora Zeynep. Quienes hemos visto 'Madre' nunca olvidaremos aquella escena que tenía como elemento central una bolsa de basura.

A partir de ahí fuimos testigos de una relación materno-filial por elección. Zeynep no dio a luz a Melek, ambas no compartían ni un solo gen, pero su amor era incondicional, su complicidad era indiscutible y su unión era indivisible.

Pero al margen de Melek y Zeynep, nuestra atención también se centraba en intentar entender qué le pasaba por la cabeza y por el corazón a Sule, la madre biológica de Melek; en suplicar el mayor de los males a Cengiz, el padrastro de la pequeña, y en desear conocer la receta de sopa de la señora torpe.

Si 'Madre' sirvió para confirmar el buen hacer de Cansu Dere en papeles tan diferentes como la misteriosa Eysan de 'Ezel' o la amenaza 'Sila', también supuso la presentación por todo lo alto de Beren Gökyildiz, no como una prometedora joven estrella, sino como una extraordinaria actriz, capaz de transmitir mil y una emociones a través de la pequeña pantalla. Nos creímos su pánico a Cengiz, su desilusión con Cengiz, su amor a Zeynep o su sentido de la responsabilidad con Hasan. Y aún hoy seguimos teniendo ganas de hacerle un par de trenzas, arreglarle su abrigo rojo, comprarle un vestido azul celeste e invitarla a helado derretido.

2020: 'Mujer' consolida el fenómeno

Los buenos resultados de las series mencionadas se completaron con los de títulos como 'Las mil y una noches', 'Fugitiva', 'La señora Fazilet y sus hijas' o 'El secreto de Feriha' durante la semana y con la llegada de 'Hercai' a la noche dominical, por lo que era el momento de seguir avanzando.

El 7 de julio de 2020 'Mujer' se estrenaba en Prime Time en Antena 3. Era la primera serie turca que se estrenaba en una cadena generalista y consolidaba el fenómeno en España.

Y, una vez más, la nueva apuesta se hacía con una historia que nada tenía que ver con las que habíamos visto hasta ahora. En esta ocasión, la protagonista es Bahar (Özge Özpirinçci), una joven viuda que tiene que enfrentar mil y un

problemas para sacar adelante a sus hijos. Si en el primer capítulo Bahar ya se ganó nuestra admiración y Nisan y Doruk nuestro cariño, desde entonces nuestro interés no ha dejado de aumentar.

Esperamos con ansia que supiera la verdad sobre lo que había pasado con su marido a la vez que nos dividíamos alternativamente entre Sarp y Arif. Había semanas que éramos incondicionales del camarero, pero en otros momentos soñábamos con el reencuentro de la familia feliz que un día formó con el padre de sus hijos.

Y, a la vez, fuimos añadiendo calificativos descalificativos cada vez que Sirin hablaba, cada vez que Sirin sonreía, cada vez que Sirin se colocaba los rizos, cada vez que Sirin aparecía en pantalla.

Ya han pasado varios meses, pero, sin embargo, el interés no ha hecho más que incrementarse. ¿Qué decisión tomará Bahar tras reencontrarse con Sarp? ¿Cómo reaccionará ante la existencia de Piril y los gemelos? ¿Qué papel jugará Arif en la nueva situación? ¿Qué nueva maquinación se le ocurrirá a Sirin?

Han pasado solo tres años, pero desde aquel estreno de 'Fatmagül' todo ha cambiado en la programación televisiva. En aquel entonces el estreno de una serie turca era algo "exótico", que tenía más de experimento que de apuesta de futuro. Sin embargo, la realidad se ha impuesto.

La buena elección de títulos por parte de Nova, que la hacen encadenar sucesivos y constantes éxitos de audiencia, y la valentía de Antena 3 al apostar por una serie turca en Prime Time han hecho que las producciones de Turquía formen parte ya del día a día de la televisión en España.

Es indiscutible que el fenómeno turco es ya una realidad en España y es igualmente incuestionable que ese fenómeno tiene su origen en Atresmedia, que con tres decisiones clave se ha convertido en adalid de la nueva realidad televisiva española.

Publicidad