ALERTA SANITARIA

¿Por qué está volviendo la polio?

Los casos de polio aparecidos recientemente en Estados Unidos, Israel y Reino Unido han puesto en alerta a la OMS.

Enfermera a punto de vacunar

Enfermera a punto de vacunar Pexels

Publicidad

STORIES

En los últimos meses, están saltando las alarmas por la aparición de casos de polio en países como Estados Unidos o Israel.

Reino Unido ha comenzado a administrar dosis de refuerzo de la vacuna contra la polio a los niños entre 1 y 9 años ante el hallazgo de poliovirus en sus aguas residuales.

Desde la OMS se muestra la preocupación por el riesgo de reintroducción del virus en países donde está erradicado y se monitoriza la evolución de estos brotes.

Pero, ¿no era la polio una enfermedad erradicada hace casi 20 años? ¿Cómo es posible que reaparezca ahora?

¿Qué es la poliomielitis?

La poliomielitis es una enfermedad producida por poliovirus. Aquí, unos datos relevantes sobre esta enfermedad:

  • El hombre es el único reservorio conocido para poliovirus.
  • Se transmite directamente de persona a persona por vía fecal-oral o por vía indirecta a través de la contaminación fecal de agua y alimentos.
  • Cuando una persona se infecta, el virus se multiplica en el intestino y, a partir del tercer día de la infección, se excreta en las heces.
  • Más del 90% de las infecciones son asintomáticas o cursan con fiebre inespecífica, mientras que un 4-8% cursa con fiebre, malestar, cefalea, náuseas y vómitos.
  • En 1 de cada 200 casos, puede producir un cuadro de parálisis flácida aguda que, si alcanza la musculatura respiratoria, puede dar lugar a una insuficiencia respiratoria y ocasionar la muerte.
  • Entre un 5-10% de los casos con parálisis las los afectados fallecen y los supervivientes pueden quedar con secuelas permanentes.

¿Cómo se transmite la polio?

Los poliovirus son de transmisión fecal-oral y se transmiten con facilidad, sobre todo en países con saneamiento deficitario o con aguas de riego contaminadas con aguas residuales.

Actualmente, Afganistán y Pakistán son los únicos países endémicos con brotes por el virus "salvaje", pero muchos países africanos, y algunos del mediterráneo oriental y Europa, tiene brotes del poliovirus derivado de la vacuna.

El diagnóstico confirmatorio de la infección por poliovirus requiere del aislamiento en muestras de heces, y hay técnicas que permiten diferenciar entre un poliovirus salvaje, vacunal o derivado de la vacuna.

Para entender por qué hay poliovirus derivados de la vacuna circulando por el mundo y pueden causar la enfermedad, tenemos que conocer los 2 tipos de vacunas que existen.

Tipos de vacunas contra la polio

En la actualidad, se están administrando 2 tipos de vacunas de la polio en el mundo:

  • La vacuna oral contra la poliomielitis contiene virus vivos que han sido atenuados (debilitados) para quitarle la capacidad de producir la parálisis. En los niños vacunados con esta vacuna, los virus atenuados se reproducen en sus intestinos, y luego son excretados por las heces.

    Estos virus vacunales pueden llegar a otras personas susceptibles y proporcionarles protección frente a los virus salvajes. A esto se le conoce como inmunidad de rebaño.

    Sin embargo, cuando las coberturas de vacunación contra la polio son bajas en una población, el virus atenuado de la vacuna oral de la polio se transmite entre los no vacunados durante largos periodos de tiempo y aunque no es lo habitual, a veces muta a variantes capaces de producir enfermedad y propagarse en la comunidad. Esto permite la aparición de casos con parálisis derivada de la vacuna antipoliomielítica.

    Los virus de la polio derivados de la vacuna oral han producido y producen brotes en diversos países y, a efectos de vigilancia e intervención, tienen la misma consideración que los poliovirus salvajes.

    Como beneficios, es una vacuna barata, fácil de administrar y conlleva una excelente inmunidad, así que la hace ideal para responder a los posibles brotes. Como se administra en gotas en lugar de por inyección, es fácil que los voluntarios con una formación mínima la lleven a aldeas remotas de países subdesarrollados.

  • La vacuna inyectada contra la poliomielitis está basada en virus inactivados. Contiene segmentos de virus muertos, que no tienen la capacidad de replicarse o multiplicarse en el intestino. Por este motivo, no se ha asociado con los casos de poliomielitis derivada de la vacuna.

    Es la más utilizada actualmente por ser más segura, pero aunque proporciona protección a la persona que la recibe, no bloquea la infección y transmisión del virus.

Casos de poliomielitis en España

Los casos de poliomielitis en España se redujeron drásticamente con la introducción de la vacuna oral a finales de los años 60. Formalmente, la polio está erradicada en nuestro país desde hace décadas y desde 2004 se utiliza la vacuna inyectable que no produce virus derivados de la vacuna.

En los últimos 30 años se han detectado 4 casos de infección por el virus derivado de la vacuna oral previsiblemente importados.

Mientras haya circulación de poliovirus en el mundo, existe la posibilidad de introducción de poliovirus salvajes, vacunales o derivados de la vacuna en España. Sin embargo, las altas coberturas vacunales de nuestro país, la calidad de los sistemas de vigilancia y los elevados estándares de saneamiento ambiental, hacen que el riesgo asociado a los mismos en España se considere muy bajo.

Recomendaciones ante los nuevos pasos de polio

Para mantener el estado de eliminación de la poliomielitis en España, se recomienda que:

  • Todas las personas, especialmente la población infantil, tengan al día las vacunaciones recomendadas en el calendario sistemático vigente.
  • Las personas que vayan a viajar a zonas de riesgo de transmisión de poliovirus deberán acudir a los Centros de Vacunación Internacional antes de su viaje.
  • Mantener los sistemas actuales de vigilancia ambiental, que permitan detectar la posible circulación de poliovirus.
  • Continuar monitorizando las coberturas de vacunación a nivel nacional y en las CCAA, incluida la identificación y actuación sobre posibles bolsas de población susceptible.

Una vez más, la respuesta de los pediatras al miedo de los padres respecto a este tema debe ser unánime y contundente: vacunación.

Novamas » Vida

Publicidad