NovaMás » Vida

TÉCNICAS PSICOLÓGICAS

Los preparativos de las bodas son muy exigentes, ¿cómo gestionar los nervios si sumamos la pandemia?

Los preparativos de bodas pueden ser muy estresantes, sobre todo si aparece la incertidumbre por el covid. En este post aprenderás herramientas para gestionarlo.

Boda alternativa

Envato Boda alternativa

Publicidad

Una boda es un acontecimiento único y a la vez estresante para muchas personas. Las expectativas de vivir un día maravilloso y perfecto provocan elevados niveles de exigencia en los preparativos. Además, a nivel cultural en España estamos acostumbrados a las bodas llenas de besos, abrazos, fiesta y gran cantidad de invitados. Pero por si no fuera poco con esto, debemos considerar la influencia del covid en la preparación de una fecha tan importante.

Culpa e incertidumbre: principales factores relacionados con el covid

- Culpa: miles de bodas se han cancelado y otras muchas se han postpuesto desde que la pandemia entró en nuestras vidas. Esta situación ha entorpecido los planes de muchos novios y, el sentimiento de culpa, ha aflorado en algunos de ellos al verse sufriendo por algo que consideran que no es tan grave comparado con otras consecuencias que ha traído esta pandemia en muchas familias. Es muy importante no juzgarnos por lo que estamos sintiendo y ser conscientes de que detrás de la culpa puede estar albergando en nosotros el sesgo de la polarización. Se trata de un error del pensamiento por el que llegamos a ver las cosas o blancas o negras. En un caso como este, podemos redirigir nuestros pensamientos a los tonos más grises y con ello ser capaces por un lado de empatizar y preocuparnos por las personas afectadas y, a la vez, por otro lado, permitirnos sentir ansiedad por la incertidumbre a la que estamos expuestos.

- Incertidumbre: La incertidumbre va casi siempre de la mano con el estrés, lo que puede generar cuadros de ansiedad con cambios del estado de ánimo que influyan en nuestro sueño y apetito.

Mesa invitados
Mesa invitados | Envato

Herramientas de gestión emocional para los preparativos de boda en pandemia

A pesar de estos dos factores mencionados, también hay muchas personas que llevan el proceso de los preparativos con mucha calma y disfrute. Por ello, se destacan a continuación algunas herramientas para mejorar la gestión emocional en una situación como esta:

- Replantear el objetivo: ¿es tu objetivo optimizar las tareas y la búsqueda de la perfección por encima del cuidado de tu relación de pareja o incluso de tu propia salud? ¿La autoexigencia tiene sentido cuando te está impidiendo disfrutar del proceso? Recuerda que la boda no es solo un día, si no que empiezas a casarte desde la propia pedida de mano, por tanto, es un objetivo principal el disfrutarlo desde el primer momento con perspectiva. Cuando no tenemos esta perspectiva cualquier detalle que se escape de las expectativas va a tener un gran coste emocional.

- Realizar actividades de autocuidado: no abandonarnos y mimarnos tanto individualmente como en pareja, así como compartir tiempo de calidad con otras personas cercanas es fundamental. Mi recomendación es realizar una actividad agradable al día, ya sea una hora, dos horas o diez minutos, pero no perder nunca la dinámica. Otra recomendación específicamente para bodas es cogerse de vacaciones la semana anterior a la fecha. Esa semana tendrás muchos imprevistos, cuenta de forma anticipada con ello para prevenir y comprometerte con tu descanso.

- Contar con un plan "B": sabemos que estamos ante una situación de incertidumbre, no controlamos las restricciones, las vacunas ni la evolución de la enfermedad. Por tanto, en el peor de los casos, si ya cuentas con un plan "B" no sentirás tanto agobio y esta idea te ayudará también a desarrollar la aceptación de aquello que no puedes controlar.

- Buscar oportunidades: una de las claves para adaptarnos al entorno es convertir las amenazas en oportunidades, teniendo en cuenta por supuesto las excepciones, ya que esto no siempre es posible (por lo menos no con la velocidad que nos gustaría muchas veces). Teniendo en cuenta que puede haber actividades que en las bodas a día de hoy no se permitan como antes, es un buen momento para utilizar la creatividad y sustituir aquellas actividades que no se pueden hacer por otras que sí se puedan y que sean más novedosas.

- Priorizar a la pareja: es irónico, pero a veces se nos olvida el objetivo último de una boda. Cada persona tendrá sus razones específicas personales, pero siempre hay una razón general, que es la unión de dos personas que se quieren. Por ello, te animo a reflexionar sobre si el sumergirte en los detalles de la preparación te está haciendo olvidarte de esto.

¿Qué estás dispuesto o dispuesta a cambiar en este proceso para poder disfrutarlo más?

TAMBIÉN TE PUDE INTERESAR...

¿Se te cae el pelo por estrés? Así puedes recuperarlo

Publicidad