Novamas » Vida

COMUNICAR DESEOS

Guía básica para hablar de sexo con una nueva pareja

Esa primera vez con tu nueva pareja, ¿querrías que fuera mediocre o increíblemente fantástica? Si deseas lo segundo, aquí tienes una guía básica para lograrlo.

Conversación

Envato Conversación

Publicidad

Vamos a decirte algo que quizás no sabías: tu vida sexual no alcanzará su plenitud hasta que no domines el arte de la conversación erógena. Puedes tener todos los juguetes, lubricantes y experiencias del mundo, pero nada de eso va a hacer que tengas un orgasmo de cine si no hablas antes de sexo con tu nueva pareja.

¿Por qué es importante hablar de sexo con una nueva pareja?

Para tener un buen sexo, necesitas comunicar tus necesidades y deseos a la otra persona. Lo dicen todos los sexólogos. No puedes tener una buena vida sexual sin comunicación. Si quieres saber cómo le gusta que le toquen a tu pareja o quieres que tu pareja te toque a ti de determinada manera, necesitas poder hablar de ello.

Todos somos diferentes y nos gustan cosas diferentes. Lo que podía funcionar con una pareja sexual anterior podría tener poco efecto en tu nuevo amante. ¿La buena noticia? Que la comunicación soluciona cualquier tipo de malentendido antes de que suceda.

¿De qué deberíais hablar?

Prepárate para discutirlo absolutamente todo. El objetivo es que los dos habléis el mismo idioma. Aquí tienes unas preguntas que deberían aparecer en esa primera conversación:

  • ¿Qué significa este encuentro sexual para ti?
  • ¿Es algo casual o estamos en una relación?
  • ¿Estás acostándote con otras personas?
  • ¿Buscas una relación monógama?

Una vez que estas cuestiones más o menos emocionales estén claras, es hora de hablar sobre las ETS. Averigua cuándo fue la última vez que se hizo pruebas médicas y no tengas reparo en pedir ver los resultados de estas. El sexo saludable siempre es igual a buen sexo. Es importante que esta charla tenga lugar en un momento y un lugar donde los dos os sintáis cómodos, a ser posible, lejos de la cama, para garantizar la honestidad y la franqueza de las respuestas.

Y a partir de aquí, ya podríamos pasar a lo verdaderamente divertido. Para aseguraros fuegos artificiales entre las sábanas, los expertos recomiendan hacerse estas dos simples preguntas:

  • ¿Cómo te gusta que te toquen?
  • ¿Qué puedo hacer para que te guste todavía más?

Pero, ¿cómo inicio este tipo de conversación?

Hazlo divertido. La clave de que no acabe siendo una conversación incómoda es ser juguetón y curioso. Intenta iniciar la conversación dejando en claro que la idea es mejorar vuestra vida sexual, disfrutar al máximo. Puede funcionarte algo así como: “Quiero que tengamos el mejor sexo de nuestras vidas. ¿Qué fantasía tienes? ¿Qué te gusta hacer o que te hagan? ¿Cuál es tu posición preferida? ¿Cuál es tu juguete favorito?". Tras romper el hielo con la parte divertida, te será más fácil continuar con los otros temas.

¿Y si le gusta algo raro?

Para las perversiones, los fetiches y cualquier cosa más extravagante que el sexo corriente, es necesario negociar límites y palabras de seguridad antes de participar en cualquier tipo de juego. Asegúrate de estar en un entorno seguro y de confianza con alguien que respete tus condiciones.

Publicidad