NovaMás » Vida

FRUTAS

¿Las cerezas engordan más que otras frutas?

Muchas personas evitan consumir esta fruta de temporada por miedo a engordar. Pero...¿qué hay de cierto?

Publicidad

Las cerezas están de temporada, sin embargo, muchas personas no las compran porque existe la creencia de que es una fruta peor que otras debido, entre otros factores, a la influencia de las dietas milagro.

Valor energético de las cerezas

Las cerezas tienen un aporte energético de entre 48 y 58 kilocalorías por cada 100 gramos de porción comestible (según la fuente que se consulte) y su porción comestible es de 87 g por cada 100 g de cereza.

Estas cifras son las mismas que la media del resto de frutas. De hecho, estos valores indican que las cerezas tienen el mismo valor energético (o un poco menor) que el yogur natural sin azúcar y menos de la mitad que las pechugas de pollo, para que lo puedas poner en contexto.

Así que no, el problema no es su valor energético.

"24 cerezas aportan la misma cantidad de azúcares que una manzana mediana"

Lidia Folgar, dietista-nutricionista

¿Las cerezas tienen más azúcar que otras frutas?

El bajo aporte calórico de las cerezas proviene principalmente de sus azúcares simples: fructosa, glucosa y sacarosa. Este es el hecho que hace pensar en muchas ocasiones que se deben evitar.

Sin embargo, la cantidad de azúcares de las cerezas es similar al de otras frutas. Y para que lo pongas en contexto: 24 cerezas aportan la misma cantidad de azúcares que una manzana mediana.

Y además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos dice que no disponemos de evidencias científicas que nos indiquen que el consumo de azúcares intrínsecos tenga efectos adversos para la salud. Las recomendaciones de las directrices del consumo máximo de azúcares libres diarios no se aplican al consumo de los azúcares intrínsecos presentes en las frutas y las verduras enteras frescas.

Así que no, el problema tampoco es su cantidad de azúcares.

¿Las cerezas tienen un índice glucémico más alto que otras frutas?

Pues tampoco. Las cerezas presentan un índice glucémico bajo. Esto ocurre debido a que son ricas en fibra y la fibra es una sustancia que hace que la absorción de los azúcares se ralentice.

De esta forma, si tienes diabetes, 12 cerezas (100 g) se consideran 1 ración de carbohidratos, lo mismo que media manzana.

Así que no, el problema tampoco es por su índice glucémico.

¿Por qué existe la creencia de que las cerezas son peores que otras frutas?

Pues las cerezas no presentan ningún problema, salvo que por su formato más apetecible se conviertan en un recurso para picotear por motivos diferentes al hambre.

Beneficios de las cerezas

Las frutas y verduras constituyen uno de los pilares fundamentales de una dieta saludable. La reducción del consumo de frutas y verduras está vinculada a una mala salud y a un mayor riesgo de enfermedades no transmisibles.

Según datos de la OMS del año 2017, se estima que 3,9 millones de muertes en todo el mundo se atribuyen a un consumo inadecuado de frutas y verduras.

En cambio, se ha demostrado que una ingesta adecuada y diversificada de frutas y verduras como parte de una dieta saludable reduce el riesgo de algunas enfermedades no transmisibles, incluidas las enfermedades cardiovasculares, ciertos cánceres, la obesidad y la diabetes.

Además, las frutas y verduras son fuentes de vitaminas y minerales, fibra dietética y una gran cantidad de fitoquímicos beneficiosos, como esteroles vegetales, flavonoides y otros antioxidantes. El consumo de una variedad de frutas y verduras ayuda a garantizar una ingesta adecuada de muchos de estos micronutrientes y compuestos.

¿Por qué es bueno comer cerezas?

  • Porque es una manera más de facilitar que se llegue al consumo de fruta diario recomendado, con todos los beneficios para la salud que aporta.
  • Porque no contribuye al sobrepeso ni a la obesidad, ya que su valor calórico es similar al del resto de las frutas, su contenido en azúcares también, las evidencias científicas relacionan el consumo de fruta con menor riesgo de obesidad y no hay ninguna organización sanitaria que recomiende limitar su consumo.

En definitiva, los beneficios para la salud del consumo de frutas (de cualquier fruta) son claros y su ingesta todavía está por debajo de las recomendaciones.

Así que no, no engordamos por comer cerezas, sino que una baja ingesta de fruta nos predispone a padecer obesidad.

Pongamos el foco de atención en lo que verdaderamente importa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Influencers: ¿Ayudan o perjudican a tu alimentación?

Publicidad