¿NIÑO O NIÑA?

Andrés Iniesta y su mujer Anna Ortiz esperan su quinto hijo

Pese a que ninguno de los dos protagonistas se ha pronunciado para confirmarlo, lo cierto es que las imágenes que Andrés Iniesta publicó felicitando el año con Anna Ortiz hablan por sí solas. Unas fotos donde vemos a su mujer presumir de una incipiente barriguita de embarazada que deja entrever que en unos meses se convertirán en padres por quinta vez.

Andrés Iniesta y Anna Ortiz

Andrés Iniesta y Anna Ortiz Gtres

Publicidad

Andrés Iniesta y Anna Ortiz están viviendo una de las navidades más especiales de su vida. Y es que, acabamos de enterarnos de que la pareja espera su quinto hijo. Una gran noticia que, al contrario de lo habitual en lo que a embarazos entre nuestros famosos se refiere, que suelen anunciarlo en sus redes sociales a bombo y platillo, compartiendo numerosas fotografías familiares para presumir de su felicidad, no han confirmado ni el futbolista ni su mujer; aunque en ocasiones, como esta, sobran las palabras.

Y es que, la barriguita de Anna en las imágenes con las que Iniesta ha deseado feliz 2023 a sus 40 millones de seguidores en Instagram habla por sí misma y deja entrever que en pocos meses darán la bienvenida al nuevo miembro de la familia, cuyo sexo y fecha de nacimiento se desconoce por el momento.

La pareja, que se conoció en 2007 y se casó en 2012, reside desde que dejó el Barça en 2018 en la localidad japonesa de Kobe, donde el centrocampista sigue desplegando su magia con el balón en el Vissel Kobes. A su lado, su mujer y sus pequeños, que se han adaptado a la perfección al país nipón, en el que previsiblemente llegará al mundo el nuevo miembro de la familia, puesto que por el momento Iniesta no piensa en la retirada.

Un bebé muy deseado que se convertirá en el mejor compañero de juegos para sus cuatro hermanos mayores; Valeria, de 11 años, Paolo, de 8, Siena, de 5 y Romeo, de 3. Fieles a su discreción, ni el futbolista ni su mujer se han pronunciado públicamente sobre su nueva paternidad...

Una prudencia que, probablemente, se debe a la dolorosa vivencia que la pareja vivió en 2014, cuando perdieron al que iba a ser su segundo hijo a los ocho meses de embarazo. Una "experiencia traumática" de la que la interiorista ha hablado en más de una ocasión, reconociendo que "es algo que siempre está ahí por mucho trabajo que hagas. Ahora no disfruto del embarazo hasta que ha pasado el parto y tengo el bebé en brazos".

Novamas » Gente

Publicidad