REFUERZA TU MELENA

Llega el otoño y se cae el pelo: Puedes evitarlo con estas vitaminas

Las vitaminas son micronutrientes imprescindibles para que nuestro cabello crezca sano, fuerte y minimizar la caída estacional.

Chica con melena pelirroja

Chica con melena pelirroja Pexel

Publicidad

STORIES

Uno de los síntomas más evidentes de la llegada del otoño es la caída del pelo en septiembre. Esta es una pérdida de pelo significativa, aunque completamente normal, que preocupa, especialmente, a las melenas pobres. La caída del cabello otoñal se relaciona con el cambio de estación y sus consecuencias. Es decir, pasamos de una exposición solar muy alta, a una disminución de la temperatura y de menos horas de sol.

Esto afecta a la producción de hormonas que, a su vez, interfieren en la caída y crecimiento del cabello. De todas formas, no debemos alarmarnos, puesto que no se trata de una caída del pelo como tal, sino de una renovación del mismo. De todas formas, la suplementación es una buena forma de que nuestro cabello crezca saludable y de prevenir la caída de más pelo de la cuenta. A continuación, te indicamos las mejores vitaminas para que minimices todo lo posible esta caída estacional.

¿Qué le pasa al cabello con el cambio estacional?

En esta época del año una buena cantidad de cabellos pasan de fase de crecimiento, a estar en reposo. Esto significa que la raíz para su actividad, el pelo deja de crecer, se desprende y cae.

Pasadas unas semanas, la raíz vuelve a activarse y, de nuevo, fabrica cabello nuevo. Como decíamos, este proceso responde a las adaptaciones del organismo derivadas de los cambios de la nueva estación.

Vitaminas: las mejores amigas del cabello

Una buena forma de que nuestro pelo crezca saludable y fuerte es mediante la obtención extra de vitaminas. En este sentido, es importante consumir aquellas que formen parte de la propia queratina del cabello, como son los aminoácidos ricos en azufre (cistina y metionina), vitaminas A y las del grupo B y H.

La vitamina A reacciona lubricando el folículo piloso, hecho que favorece a que el cabello crezca con más fluidez. Las del grupo B estimulan la producción de hemoglobina, proteína encargada de hacer llegar el oxígeno a la sangre y, por lo tanto, al cuero cabelludo. Por su parte la biotina, vitamina del grupo H, es imprescindible para la buena salud capilar.

El refuerzo de estas vitaminas potencia el crecimiento y la salud del cabello, mientras que, un déficit de las mismas provoca una caída mayor. Además, estos refuerzos de vitaminas también ayudan a que las uñas crezcan fuertes.

Si la caída nos supone un problema muy grave también podemos recurrir a la nutricosmética mediante el consumo de minoxidil. Este es el activo más avanzado para evitar la caída del cabello y puede encontrarse en fórmulas elaboradas por las propias farmacias o en pastillas. La suplementación por medio de vitaminas puedes encontrarla en preparados de herbolarios o de venta en farmacias.

Otros tips para minimizar la caída del cabello

Alimentos saludables para la melena

La dieta puede ser una forma de ayudar a la salud de nuestra melena. En este sentido, alimentos como la carne roja, los huevos, los frutos secos o el pescado azul aportan nutrientes esenciales para frenar la caída.

Cuídala en tu rutina de lavado

Utiliza una loción anticaída y lávala con champú a base de tensioactivos suaves. De esta manera, favorecerás a tener más densidad capilar.

Visita la peluquería

Sabemos que no te gusta perder ni un centímetro de la largura que tanto te ha costado conseguir, pero sanear las puntas (como mínimo) de tu melena es la mejor forma de que el pelo crezca sano y fuerte. Especialmente importante, pasar por la peluquería después del verano.

Estimula la circulación sanguínea

Aclara el pelo con agua fría y, durante el lavado, masajea el cuero cabelludo con movimientos suaves, circulares y sin frotar. Estimulando la circulación sanguínea favorecemos el crecimiento del cabello.

Sin tirones

Cuando peines la melena, no la desenredes a la fuerza. Hazlo con pasadas suaves de cepillo y sin tirones. De esta forma, no arrancarás cabellos innecesariamente. Por otro lado, si notas que no puedes desenredar tu pelo sin tirones, significa que este está deshidratado y quebradizo. Esto significa que debes cortar las puntas sí o sí y visitar el salón para que te apliquen un buen tratamiento de hidratación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo aplicar el aceite en la cabeza para fomentar el crecimiento del pelo

Novamas » Belleza

Publicidad