NovaMás » Belleza

CURIOSIDADES

Las 5 razones más comunes del envejecimiento de la piel

La piel envejece a diario por numerosos factores que hacen que el efecto del paso de los años sea visible antes, pero existen técnicas para retrasarlo.

Mujer tocándose la piel de la cara

iStock Mujer tocándose la piel de la cara

Publicidad

Con las mascarillas nos hemos olvidado de la cara de mucha gente, pero también del cuidado que esta parte del cuerpo necesita al estar tapada, cuando la atención debería ser mayor por el simple hecho de estar cubierta y no respirar como debería.

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero la cara es nuestra carta de presentación, por lo que es importante revistar y hacer un seguimiento de la piel ya que es la parte fundamental que hace que nuestra expresión cambie y, por consiguiente, estemos más o menos resplandecientes.

Todos hemos escuchado eso de "estás hoy más guapa" o "tienes cara de cansada". El rostro es el lugar donde se hace más visible el efecto de nuestro estado anímico, pero también del paso del tiempo y donde se acentúan los primeros signos de la edad.

No podemos impedir que pasen los años, aunque si se puede hacer un seguimiento y conocer cuáles son los principales motivos que aceleran el envejecimiento de la piel y qué hacer para controlarlos.

Las estrategias que podemos utilizar son muy variadas y deben empezar en nuestro estilo de vida para poder conseguir una piel firme, sin manchas, arrugas, ni flacidez durante más tiempo. Como informa la revista Hola, con ayuda del dermatólogo Guillermo Solano- López, señalizamos los causantes del envejecimiento prematuro.

El sol

Los rayos que emite el sol son los principales enemigos de nuestra piel. Es bueno exponernos a ellos durante periodos poco prolongados para aumentar la producción de vitamina D, pero siempre debe hacerse con protección.con protección.

No es bueno abusar del sol, ya que puede causar daños irreparables en la epidermis. La alteración de la pigmentación y la destrucción de las fibras de elástica y colágeno llevan al envejecimiento cutáneo provocando arrugas, manchas y en los peores casos, cáncer de piel.

Las hormonas

Este es un factor muy importante que afecta a todas las mujeres. A lo largo de nuestra vida sufrimos muchos cambios hormonales que hacen que aumente la producción de grasa, apareciendo granitos en la adolescencia, o que se produzca una mayor secreción sebácea con la menopausia.

La producción de colágeno disminuye con la edad, por eso es fundamental utilizar productos que lo incluyan en su composición. Esto se debe a que los estrógenos disminuyen también, y la testosterona adquiere una gran influencia en los signos de la piel.

El estrés

Con la vida acelerada, las rutinas ajetreadas y el estrés constante nuestro cuerpo segrega una mayor cantidad de cortisol. Esta hormona hace que la piel esté deshidratada y se produzca inflamación en la capa cutánea. Además, el estrés no solo acelera el envejecimiento, sino que hace aparecer, en ocasiones, dermatitis, psoriasis y otras afecciones de la piel.

La dieta

Una alimentación sana y equilibrada conducen a una vida mejor. Lo que comemos se refleja directamente en nuestra apariencia, por lo que es importante tomar alimentos antioxidantes que mejoren nuestra piel y alejar los azucares que alteran la producción de colágeno y la reparación celular.

Las legumbres, las hortalizas, el té verde, el brócoli, el tomate o el cacao puro son algunos de los productos fuente de antioxidantes, siendo los arándonos los campeones que ayudan a prevenir la oxidación de las moléculas que llevan al envejecimiento.

El alcohol y el tabaco

Fumar y beber alcohol son las principales causas de numerosas enfermedades y cuentan con indicaciones médicas para evitar su consumo.

Tanto uno, como el otro, hacen que aumente la producción de estrógenos en nuestro organismo y esto ocasione a su vez alteraciones en la piel. Al tratarse de una hormona que incrementa su presencia en las mujeres con la menopausia, lo que hace es adelantar los efectos de esta.

Protegernos del sol, llevar unos hábitos de vida saludables, utilizar productos acordes a nuestra piel o realizarnos limpiezas y tratamientos son los mejores aliados para retrasar el envejecimiento. Cuanto antes se empiece a interiorizar una práctica o rutina de cuidado de la piel, antes se notarán los resultados y será más fácil poner freno a los signos de la edad.

...

Seguro que te interesa...

Esto es lo último para dar energía a tu piel

Publicidad