NovaMás » Belleza

AYUNO CUTÁNEO

‘Skin fasting’: lo que tu piel necesita si eres adicta a la cosmética

Descubre de qué trata esta moda y decide si quieres o no sumarte a ella.

Las rutinas de belleza facial a veces tienen demasiados productos.

iStock Las rutinas de belleza facial a veces tienen demasiados productos.

Publicidad

La rutina de belleza facial de mañana y de noche es el secreto de las pieles más luminosas y uniformes. Un conjunto de cuidados que implican utilizar una gran cantidad de productos: agua micelar, crema hidratante de día, de noche, antiojeras y un largo etcétera.

Pero en un momento en el que la sencillez se ha convertido en la última tendencia en el ámbito de la belleza, muchas personas se preguntan: “¿De verdad es bueno para la piel añadirle tantos productos?”. Y a raíz de preguntas como esta se ha originado la tendencia del skin fasting o “ayuno de piel”.

¿De qué hablamos? De una desintoxicación de la piel. Un periodo en el que dejamos de usar productos de belleza y dejamos que nuestra dermis funcione de manera natural. Un ayuno, dermatológicamente hablando.

Esta moda no ha surgido de la nada. Marcas de cosméticos como Dr. Hauschka ya hace tiempo que apuestan por unas rutinas beauty más ligeras, que dejen que la piel funcione de manera natural. Sus productos de rutina de noche no incluyen cremas, solo tónicos libres de grasa, para “no interferir en los procesos naturales de excreción de la piel”. “De este modo permite que la piel respire libremente y supere debilidades y limitaciones”, añaden.

¿Cómo hacer un skin fasting?

El skin fasting es ideal para pieles sanas, sin ningún tipo de trastorno. Reduciendo los cosméticos que se le aplican, favorecemos que la piel se vuelva autosuficiente y recupere el equilibrio natural que podríamos haber alterado superponiendo activos. Pero esto no significa que la piel no puede recibir ayuda externa para seguir trabajando sola.

En las redes sociales podemos encontrar ejemplos de skin fastings radicales en los que se abandona por completo el cuidado de la piel. Pero, ni tanto ni tan poco. Los dermatólogos recomiendan que se deje airear la piel de tanto producto simplificando la rutina cosmética, de forma progresiva.

Para hacer un reset en nuestra piel de forma correcta, debemos limitar la rutina de belleza a tres productos básicos: un producto limpiador, crema hidratante y protección solar.

Por más minimalismo que busquemos en nuestra rutina facial, la limpieza del rostro es vital. Si nos hemos maquillado, nos limpiaremos la cara por razones obvias y, si no, lo debemos hacer igualmente, ya que durante el día se nos acumula en el rostro todo tipo de suciedad: contaminación ambiental, sudor…

La crema hidratante es otro de los básicos que no pueden faltar, sobre todo para quienes tienen la piel muy seca. Esta misma crema suele llevar también SPF, el tercer producto imprescindible.

Como ya nos contó la farmacéutica especializada en dermocosmética en el artículo sobre los proteoglicanos, es absolutamente necesaria la protección solar para evitar el envejecimiento de la piel. No sirve de nada añadirle complementos como la vitamina C si luego la exponemos al sol.

¿Quién debe hacer un skin fasting?

Este “ayuno de piel” es indicado para personas que abusen de los cosméticos y tengan rituales de belleza excesivamente complejos. Para saber si se debe o no abandonar algunos productos, lo mejor que se puede hacer es acudir al dermatólogo y pedir asesoramiento. Nunca hacer caso a los ejemplos que se encuentren en redes sociales como TikTok o Instagram, que en ningún caso son consejos de expertas.

Por otro lado, también es importante recordar que el skin fasting es algo temporal, para que tu piel se recupere. Pasado un tiempo, podrás volver a utilizar tu gama de productos faciales sin problema.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo aplicar correctamente las ampollas cosméticas.

Publicidad