Los sujetadores o sostenes se tratan de una prenda íntima básica, pero en la mayoría de los casos tienen un precio bastante elevado y además, estos tienen cierta tendencia a estropearse con una frecuencia mayor que cualquier otra prenda de tu armario. Los sostenes se dañan con mucha facilidad, se destiñen, se deforman, se deshilachan… a veces a la velocidad del rayo. Y, además, se estropean principalmente tus favoritos, aquellos que son especialmente cómodos y bonitos. Por eso, te dejamos unos tips para que aprendas a conservar tu sujetador por más tiempo, mantenerlo en mejor estado y que además, no tengas que vender un riñón comprando sujetadores para ir cómoda y sexy.

Los sujetadores cada vez se venden menos. Tendencias como la de 'braless' o 'freethenipple' son cada vez más famosas y optan por dejar a un lado los sujetadores y decir adiós a todas estos inconvenientes. Hay muchísimas razones para no llevar sujetador, y es que existen pequeños problemas que conlleva esta prenda íntima como, por ejemplo, el precio, su cuidado o la incomodidad que nos producen durante el día han llevado a una conclusión: 'Libertad para nuestros senos'. Incluso hay trucos para no llevar sujetador con diferentes alternativas.

Además, otro inconveniente es qué sujetador utilizar dependiendo del tipo de pecho que tengamos. Pese a que cada día existe mayor cultura sobre qué sujetador utilizar, lo cierto es que un gran porcentaje de mujeres no utiliza la talla que le corresponde, o la forma que mejor le queda.

El problema con esto de ir sin sujetador es que no siempre, ni todas, podemos ir así. En realidad, si que se puede pero a costa de nuestra comodidad. Por ejemplo, el sostén es muy necesario a la hora de hacer deporte, ya que ir sin sujetador es lo más incómodo del mundo. Las chicas con senos muy grandes tampoco suelen defender esta opción del 'brasless', porque normalmente les parece muchísimo más cómodo llevar una buena sujeción en el pecho. Otras veces, simplemente hay ciertas partes de arriba con las que no nos gusta o no nos parece que quede bien.

Lo normal, sea lo que sea que decidas respecto al uso del sujetador, es que siempre tengas una o dos de estas prendas guardadas para cuando las quieras usar, aunque sólo en su versión deportiva para cuando practicas ejercicio. Por eso, te dejamos en el vídeo de arriba unos tips de uso diario que harán que los sujetadores que decidas tener tengan una larga y duradera vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo lavar y guardar los sujetadores para que te duren más

El método definitivo para mantener ordenados tus sujetadores