Para que no te confundas

Para que no te confundas

Glosario feminista para principiantes: guía de términos claves

A veces el feminismo crea confusión. Cada vez que leo algo nuevo los términos recién acuñados se agolpan en mi mente y voy creando una nube de palabras que no termino de entender y diferenciar. Términos que proceden del inglés, más los que provienen de autoras concretas o incluso de alguna rama, hacen que el glosario feminista sea tan extenso que muchas nos perdamos por el camino.

Igualdad
Igualdad | iStock

María Torre (@arseroticas) | Madrid | 21/12/2018

Algunos los tenemos claros, otros no sabemos pronunciarlos pero tenemos bien aprendido lo que son y otros quizá desconozcamos el vocablo exacto pero cada una lo nombramos a nuestra manera y al final todas nos entendemos. El ritmo de creación de términos para designar acciones contra las mujeres va a veces tan rápido que nos perdemos, por eso hoy tengo el objetivo de aclararme con los más básicos e ir practicando en su uso, aunque eso ya es otra historia.

Lo positivo del Feminismo es que no es sólo uno, son muchos. ¿Deberíamos hablar de Feminismo o de Feminismos? Esta es la primera piedra que debemos sortear en este camino de vocablos complejos. Pero en este primer término lo zanjo rápido. Para mí lo más correcto es decir Feminismos y con una s final bien grande. ¿Por qué? Porque hemos alcanzando tanta extensión que el Feminismo ha logrado mutar, transformarse y reproducirse para calar en muchos sectores y así adaptarse a las necesidades de todas las personas.

No es solo una ing más

Manspreading, Manslamming, Bropropriating, Manterrupting... y todas las ings que le siguen se nos acumulan en el tintero de anglicismos que debemos aprender para identificar muy bien qué es lo que sucede exactamente cuando estamos al otro lado de estas acciones.

Manspreading: Dícese de esa acción fastidiosa y patriarcal que las personas con pene tienen al ocupar un espacio público. Ese miedo irracional a cascar sus huevos por cerrar las piernas impidiendo que las personas que se sientan en el transporte público junto a él se sientan cómodas.

Manslamming: ¿Alguna vez te ha pasado que quieres pasar por un sitio y un hombre parado como una estatua no se ha movido ni un centímetro y has tenido que pasar pegada a él? Pues eso exactamente es el manslamming. Es un choque o roce deliberado de un hombre hacia una mujer.

Male-Gaze: El mundo es maravilloso y no hay contradicciones ni situaciones sexistas cuando se ve desde un solo prisma, el de los hombres blancos, heterosexuales y de clase media. Eso es el Male-Gaze, esa visión androcéntrica del mundo perfecto.

Bropropriating: La tienes bien guardada y el día clave la sueltas. Sabes que es la idea que necesitabais en el equipo, sin embargo, pasa desapercibida hasta que él la recupera y boom! Se convierte en una súper idea que todo el mundo alaba. Sí, ese robo de idea y apropiación recibe este nombre.

Manterrupting: Casi no necesita explicación porque lo hemos vivido ya unas cuantas veces. Tu voz choca contra su elevado tono y se desvanece como la espuma de mar. De nuevo un hombre te interrumpe y quita el turno de hablar.

Igualdad | iStock

Manderstanding: No, si no te ríes no es porque no tengas sentido del humor. No te ríes porque esa “broma” es un chiste de mal gusto. Muchas veces sexista y ofensivo hacia algún colectivo. Esas gracietas entre ellos reciben este nombre y es un comportamiento machista más.

Straw Feminism: ¿Sabes cuando ellos se ríen diciendo que somos una exageradas o que todo lo llevamos al extremo? Eso es el Straw Feminism un intento de ridiculizar el feminismo para hacernos creer que no tenemos razón.

Entre dos anda el juego

Pero no solo las palabras procedentes de otros idiomas nos crean confusión. Muchas veces nos cuesta diferenciar entre dos términos muy similares que parecen querer decir lo mismo pero que tienen matices que los diferencian como por ejemplo estos:

Corresponsabilidad vs Conciliación. En un primer vistazo podemos pensar que es lo mismo y en cierto modo están relacionadas. Pero existen diferencias entre ellas. Por un lado tenemos la corresponsabilidad que es el reparto equitativo de las tareas reproductivas, es decir, de aquellas que se hacen fuera del ámbito laboral. Y la conciliación es el reparto del tiempo para poder atender todas las facetas de la vida. Es decir que todas las partes de una familia hagan el reparto tanto de horas como de tareas de manera igualitaria. No vale eso de es que yo trabajo más horas fuera o tú tienes menos hobbies que yo.

Igualdad vs Equidad. Esta es una pareja de palabras que nos confunde mucho, y es que se supone que si buscamos la igualdad va a ser equitativa, ¿no?. Pero no siempre se cumple esta regla. La igualdad busca que el reparto, en cualquier ámbito, sea igual hacia todas las personas. Sin embargo, la equidad tiene como objetivo que este reparto se haga siendo conscientes de los diferentes factores que afectan a las personas.

Y con este breve glosario feminista ya podemos decir bien claro que toda actitud sexista tendrá respuesta, o al menos le pondremos un nombre.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.