Para verte bien, cada día sigues una rutina de belleza que incluye tu cabello y su cuidado. Lo lavas, lo cepillas, te haces un peinado, lo planchas... Sin embargo, en ocasiones el cabello puede estar quebradizo y romperse con facilidad mientras lo peinamos.

Si tu melena está frágil, es más fácil que tu cabello se rompa en pequeños trozos y pierda elasticidad. Además, estas roturas provocarán que las puntas se desprendan, por lo que dará un efecto visual desigual entre mechones o, simplemente, parecerá que el cabello no crece. A la vez que esto ocurre, el pelo estará menos sano y puede que no luzca tan bonito como tú quieres que esté.

Algunas de las causas del cabello quebradizo pueden ser los tirones de melena, el exceso de cepillado o la forma de recogerlo, puesto que algunos peinados pueden dañar tu pelo. A la vez que un pelo sin elasticidad, cuando tu cabello pierde suavidad y parece apagado, tiene más posibilidades de romperse. Esto se debe a la falta de cuidados o a la aplicación de productos que no conviene usarlos o, al menos, no en exceso.

Hay que aclarar que la rotura del cabello no es lo mismo que tener las puntas abiertas. Las puntas abiertas se deben a causas externas como la sal del agua del mar, el sol o los tintes; sin embargo, una melena quebradiza puede implicar un daño añadido en la estructura del cabello. Factores como la edad de la persona o la longitud de su melena pueden amplificar los efectos de los factores externos que influyen en la salud de nuestro cabello.

Por lo tanto, si tu melena está dañada o parece desnutrida y débil, no te pierdas el tutorial en vídeo de la parte superior. En él podrás aprender unos trucos para evitar que tu pelo se rompa y siempre se vea bonito.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Peinados que pueden dañar tu pelo irreversiblemente

El método definitivo para que tu pelo permanezca más días limpio