Día nuevo pero el mismo dilema de siempre: ¿qué me hago en el pelo? Si eres de las que les gusta llevarlo liso, seguramente estés familiarizada con planchas y secadores. Puede que incluso hayas probado ya un cepillo alisador. Sin embargo, ¿sabes qué método de alisado es el más beneficioso para tu cabello?

El pelo liso es una opción de peinado simple y que nunca pasa de moda, por lo que puede ser un básico para que cualquier look de tu día a día. Aunque si tu cabello no es lacio por naturaleza, llevarlo liso te costará tiempo y trabajo. Para ayudarte a conseguir este pelo sin ondas ni rizos puedes ayudarte de varios aparatos: el tradicional secador, las planchas o un cepillo alisador. Todos ellos sirven para alisar el cabello, aunque no lo hacen de la misma manera.

El secador utiliza aire caliente, pero necesitas peinarte a la vez para que tu pelo se quede liso. Por otro lado, las planchas y el cepillo alisador utilizan superficies a alta temperatura que, por contacto con el cabello durante un tiempo limitado, moldean su forma. La diferencia más característica entre estos dos aparatos reside en las fuentes de calor. Mientras el cepillo alisador solo tiene una superficie, la que tiene las púas, las planchas cuentan con dos zonas que irradian calor, una a cada lado del aparato.

Así que si eres de las que les gusta llevar el pelo liso pero tienes dudas acerca de qué aparato es más saludable para tu cabello, estás de suerte. En el tutorial en vídeo de la parte superior te contamos cuáles son las diferencias entre los principales aparatos de alisado para que resuelvas tu indecisión. Además, te contamos las diferencias de los resultados al alisar el pelo con unas planchas y con un cepillo eléctrico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿No te salen bien los rizos con las planchas? Este truco con un lápiz no falla

Cómo tener el pelo liso sin necesidad de usar planchas