Novalife » Belleza

Los eternos olvidados

La guía definitiva para cuidar el cuello y el escote

Objetivo: presumir de cuello cisne y escote de infarto.

Escote

iStock Escote

Publicidad

Cuello y escote son los eternos olvidados en nuestra rutina de belleza diario. Lo normal es que centremos toda nuestra atención en el rostro y dejemos de lado estas zonas que, sin embargo, son mucho más delicadas. La piel del cuello y del escote envejece muy rápido ya que no tiene la misma elasticidad que el resto de la dermis. Además, suele mostrarse más seca que otras partes del cuerpo. Si bien no existen tratamientos mágicos para recuperar su tersura natural, sí hay soluciones efectivas para minimizar los efectos del paso del tiempo sobre esta zona tan sensible.

Según el doctor José María Franco, las pacientes comienzan a preocuparse por las arrugas del cuello a partir de los 40. “Se distingue entre la arruga fina, que se produce en las estructuras más superficiales de la piel, por abuso de la exposición solar o el hábito del tabaco; y una arruga más gruesa, generalmente relacionada con la pérdida de elasticidad y el descolgamiento, como consecuencia de la edad o tras importantes pérdidas de peso”.

Las primeras, dice el profesional, suelen precisar tratamientos abrasivos como el láser de CO2 fraccionado, que favorece el rejuvenecimiento cutáneo de la cara y también del cuello y el escote. “Más innovadora es la terapia Nanofat, que trata estas arrugas mediante la inyección de microinjertos de grasa propia de la paciente”, comenta el Dr. Franco. “Consiste en la infiltración intradérmica de pequeñas cantidades de tejido adiposo que, mediante un sistema de filtrado, se inyecta en un estado casi líquido”.

Cuello | iStock

Por su parte, cuando el principal problema es la flaccidez y el descolgamiento, que provocan a su vez arrugas y pliegues de mayor grosor en esta zona, el experto suele recomendar acudir a quirófano para realizar un lifting de cuello y combinar esta pequeña cirugía con otras técnicas como láser o lipofiling para conseguir el resultado deseado.

Consejos caseros para embellecer cuello y escote

Si pasar por quirófano no entra en nuestros planes, hay una serie de cuidados que podemos poner en práctica desde ya para intentar retrasar los efectos de la edad en cuello y escote. Toma nota de estos remedios caseros:

Protector solar. Este es uno de los consejos de belleza esenciales para evitar la aparición de arrugas y manchas en la piel. Además de preocuparte por usar SPF 50 para el rostro, no olvides aplicarlo también en el cuello y el escote. Se trata de una de las zonas más sensibles al sol, de las que más afectadas se ven por las largas exposiciones a los rayos UVA y UVB. Si tienes la piel blanca y sensible, puedes usar una bufanda ligera para como escudo extra.

Exfoliante como rutina. La exfoliación debe empezar a formar parte de tu protocolo de cuidado. Si quieres que cuello y escote mantengan su aspecto juvenil, empieza por una rutina de exfoliación de al menos dos veces por semana. Pregunta en tu establecimiento de cabecera por productos que se adapten a tu tipo de piel o realiza tu propia crema exfoliante en casa usando azúcar y yogur o crema agria.

La dirección del masaje. Ya hemos visto que el área del cuello es muy delicada y su piel más delgada. Tanto para una buena absorción de los productos tanto como para mantener una piel tersa y firme, es muy importante tener en cuenta la dirección del masaje. Un movimiento incorrecto sobre el área del cuello y el escote puede llegar a dañar la dermis. La dirección correcta es ascendente: se trata de mover las palmas de las manos desde la región inferior hacia la superior en pequeños toques verticales. Nunca masajees con movimientos circulares o de arriba a abajo, puedes provocar un aflojamiento de los tejidos.

Yoga para el cuello. Este antiguo ritual de sabiduría también puede aportar salud y belleza a la zona. El yoga para el cuello está enfocado en fortalecer los músculos y hacer esta parte del cuerpo más flexible. De esta manera, favoreceremos la reducción de arrugas y daremos a todo el área un aspecto mucho más joven.

Vitamina E. La vitamina E es una gran aliada para la piel y el cabello, así como para muchas de las funciones más importantes del cuerpo. Es un antioxidante, lo que significa que protege el tejido corporal del daño causado por los radicales libres, que juegan un papel determinante en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento. Esta vitamina también ayuda a formar glóbulos rojos para mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias. Hazte con un aceite natural enriquecido en vitamina E y masajea tu cuello con movimientos ascendentes todas las noches antes de acostarte.

Q77 + colágeno. Las arrugas y la pérdida de elasticidad son síntomas asociados al envejecimiento de nuestra dermis. Un suplemento nutricional compuesto por colágeno hidrolizado de máxima calidad y ácido hialurónico, contribuirá a la formación natural de colágeno para el buen funcionamiento de la piel del cuello y el escote.

Publicidad