Novalife » Belleza

CON UN ESTUDIO CASERO

Cómo saber si la piel de tu cara es grasa, mixta, seca o normal

Antes de comenzar un tratamiento o utilizar algún producto para la piel, es importante que conozcas qué tipo de cutis tienes. Pero no te apures, en el siguiente vídeo te mostramos unos pasos para adivinarlo.

Publicidad

Nova Life | Eñe | Madrid
| 04.09.2020 13:18

Antes de usar crema hidratante, protector solar, o simplemente limpiarnos la cara, es necesario saber qué tipo de piel tenemos, es decir, si es grasa, mixta, seca o normal. Esto se debe a que, dependiendo de cómo sea nuestro cutis, necesitaremos un producto y un cuidado diferente. Por ello, en el vídeo te mostramos un sencillo truco casero que te ayudará a adivinarlo.

Cuando las glándulas sebáceas producen más cantidades de sebo de lo normal, la piel se torna grasienta. Aunque esto suele deberse a factores genéticos y hormonales, la temperatura ambiental, la contaminación, así como nuestro modo de vida pueden afectar. Por su parte, la piel seca es resultado de la falta de sebo. La baja humedad del aire, las condiciones climáticas, o la toma de ciertos medicamentos son algunas de las razones por las que el cutis se puede volver así. Finalmente, la piel mixta es una mezcla de ambas, y la normal la más fácil de tratar.

Piel grasa

Debido al exceso de sebo, es habitual que aparezcan más granos, espinillas y puntos negros. Un tratamiento y unos productos específicos podrían acabar con ellos. Además, este tipo de cutis acumula a menudo mayor cantidad de suciedad. Por ello, es importante que sepas si tienes esta piel o no para poder llevar a cabo los cuidados necesarios. En el vídeo te mostramos un sencillo truco casero para conocer cuál de las cuatro clases de cutis tienes.

Piel seca

La piel seca, al contrario que la grasa, pocas veces provoca erupciones cutáneas. Debido a su falta de hidratación, se suele pelar. Además, es habitual que presente manchas, un tacto áspero, y se vea más envejecida de lo normal. Aunque con una buena dosis de crema hidratante la tez seca puede mejorar, no todas las lociones son apropiadas para ella. Por lo tanto, conocer si presentas este tipo de cutis es imprescindible para un cuidado adecuado del mismo.

Piel mixta

Como la propia palabra indica, se encuentra a medio camino entre la piel seca y la grasienta. Los expertos aseguran que este tipo de cutis es de los más difíciles de cuidar, debido a que presenta partes con diferentes características. En la cara, la grasa suele concentrarse en la frente, la nariz y la barbilla, mientras que los mofletes suelen tener mayor sequedad.

Piel normal

Para terminar, nos encontramos con la normal. Este tipo de piel suele tener un aspecto suave y regular. No se agrieta ni presenta imperfecciones, y es muy fácil de cuidar. Con una buena hidratación y protector solar, este cutis no debería darte prácticamente ningún problema. Sin embargo, antes debes conocer si tu tez es así o no.

Visualiza el vídeo superior y descubre cuál de las cuatro clases de cutis es la tuya. Una vez lo hayas visto, estarás al tanto de cómo debes cuidar tu piel o, como mínimo, qué productos son mejores para ti y cuáles deberías, a toda costa, evitar.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo conseguir una piel 10 usando un vaporizador facial

Trucos de belleza coreana para tener una piel perfecta

Publicidad