Todo el mundo ha llegado a casa alguna vez de joven y la situación que se han encontrado les ha dejado desconcertados. Esto es lo que le ha ocurrido a una joven universitaria, cuya madre la siguió al bajar la basura y la vio sacar algo del bolso y dárselo en el coche a una amiga. ¿Qué podía ser ese 'algo'? Según la versión de la adolescente unos chicles, pero mucho mejor es la de la madre, que se pensó que su hija vendía y consumía drogas.

Tras un 'tremendo drama' de peregrinación por todas las farmacias de la ciudad en busca de tests de drogas porque, por lo visto, escasean, mientras el padre y el hermano registraban la habitación, la joven se desahogó en Twitter.

Spoiler: ella dio negativo en todos los tests, pero su historia acompañada de gifs trae a todos los demás unas risas aseguradas.

Te puede interesar

Abro hilo 'literalmente', el último vídeo que arrasa en Twitter

La aplaudida respuesta de un padre a una nota amenazante en su puerta: "La niña vino con un problema de fábrica: no tiene interruptor para detener su llanto ni botón de volumen"

El famoso padre que pasó un fin de semana "inolvidable" con la mascota de clase de su hija, suspende: "La profesora me ha cateado"