El aparcamiento del Hospital Universitario de Burgos se ha convertido en unas auténticas cataratas. Hay quien ya califica la tromba de agua como histórica. En menos de 40 minutos, la tormenta ya ha dejado 32 litros de agua en el observatorio de Villafría.

Además de agua también ha caído granizo, y las calles han quedado inundadas. Las tormentas continuarán en los próximos días.