La primavera, que comenzará este miércoles 20 de marzo a las 22.58 hora peninsular, será probablemente más cálida y menos lluviosa de lo normal, siguiendo así lo pasos de un invierno "anómalo", en que apenas hubo lluvia y nieve, y con temperaturas medias más altas de la media, lo que ha convertido este invierno 2018-2019 en el segundo invierno más seco del siglo XXI y el quinto desde que hay registros (1965), así como en el tercer invierno más cálido del siglo XXI.

Durante la rueda de prensa estacional de la Aemet para dar balance del invierno meteorológico e informar sobre el pronóstico de la primavera, el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, ha señalado que en toda España (tanto la Península como Canarias y Baleares), el tiempo será más cálido de lo normal para este periodo. Del Campo justifica esta predicción en que, tras dejar un invierno especialmente seco y cálido, la probabilidad de que la primavera sea fría es de un 20%.

Otra de las portavoces de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha subrayado que, en general, en esta primavera, en concreto, entre abril y junio, se alcanzarán valores superiores a los normales en toda España para esta época del año y habrá menos lluvias de lo habitual. También se prevé algo similar para lo que queda de marzo: lluvias más escasas de lo normal. En cuanto al invierno, Rubén del Campo ha explicado que esta estación ha contado con las temperaturas máximas en promedio más altas (1,9ºC por encima de la media) desde que hay registros.

Sin embargo, las temperaturas mínimas estuvieron 0,4ºC por debajo de la media, lo que ha convertido a este invierno en el de mayor amplitud térmica (diferencia entre máximas y mínimas) desde 1965. "Ha sido muy caluroso de día, pero por la noche ha sido fresco", ha resumido Del Campo, que ha especificado que tanto diciembre como febrero han sido "cálidos" (especialmente finales de febrero), después de un enero con temperaturas "más normales".

En este sentido, el exceso de las máximas y el defecto de las mínimas han compensado la temperatura media del trimestre, convirtiendo este invierno en una estación cálida, aunque no de récord, resultando, eso sí, una oscilación térmica diaria de 2,3ºC mayor que lo normal. En concreto, la temperatura media estacional ha superado en 0,8ºC la que se tiene de referencia (8,7ºC). No obstante, estos datos han convertido al invierno de 2018-2019 en el tercero más cálido del siglo XXI.

Además, se ha tratado de un invierno muy soleado, con un 32% más de horas de sol de lo habitual. Del Campo ha destacado los datos del Puerto de Navacerrada, con un 64% más de sol de lo normal para esta época, y de Ciudad Real, donde ha sido un 56% más alta que la media.

También te puede interesar...

Las curiosidades de la primavera

¿Por qué la primavera empieza el 20 de marzo? Roberto Brasero nos cuenta las curiosidades de esta estación