TikTok

Publicidad

Coronavirus

TikTok sobrepasa a Instagram como red social de referencia durante el confinamiento contra el coronavirus

La compañía Qustodio ha presentado un estudio sobre el uso que han hecho los menores de internet durante los meses de confinamiento por el coronavirus.

¿Cómo ha aumentado el uso de internet durante el último año? ¿El confinamiento nos ha hecho más digitales? ¿Cuáles son las aplicaciones en las que pasan más tiempo los menores? ¿Existen diferencias entre los diferentes países? ¿Se mantendrán estos cambios en la nueva normalidad? La compañía española Qustodio ha elaborado un estudio que ha titulado ‘Apps y nativos digitales: la nueva normalidad’ para responder a estas respuestas.

Nacida en 2012 en Barcelona, Qustodio es una empresa independiente que se encuentra dentro del negocio del bienestar digital, gestionan los dispositivos digitales de las familias. Fue creada para ayudar a las familias a proteger a sus hijos en el entorno digital, detectar situaciones de bullying y depredadores online, así como a la prevención de la adicción digital. La compañía cuenta ya con más de 70 empleados y 2 millones de usuarios a nivel mundial repartidos en 180 países.

El estudio mencionado analiza el uso que hacen los menores de las aplicaciones móviles. Es una radiografía sobre qué hacen los menores cuando entran a internet. Dada la realidad de la compañía, el informe analiza varios países distintos, no solo España. Qustodio se ha pasado un año trabajando en este estudio y en medio del proceso llegó el coronavirus por lo que también han analizado las consecuencias de la pandemia y el confinamiento en el uso de internet por parte de los más jóvenes.

Han examinado el comportamiento de más de 60.000 familias con menores de entre cuatro y 15 años cuando se conectan a internet, poniendo el foco en los meses de la pandemia.

Principales resultados

Entre los principales resultados del estudio se encuentra que estamos en la era de TikTok. En las últimas semanas ha desbancado a Instagram como red social de referencia. Ahora los menores pasan casi el mismo tiempo conectados a Tik Tok que a Youtube (71 minutos al día frente a 75). Son las dos plataformas que están compitiendo por la atención de los más jóvenes. Tik Tok cambió el “paradigma relevante”, según Manuel Bruscas, co-fundador de Qustodio y vicepresidente de producto de la compañía, porque vemos como muchos influencers se han pasado a ella por las menores restricciones.

Youtube hace no mucho se puso más severo con sus políticas de monetización y muchos han visto descender sus ingresos al no cobrar por determinados contenidos. En España, aunque más niños se conectan ahora a TikTok, pasan un 21% menos de tiempo en ella que los que lo hacen a Instagram.

El consumo de Youtube ha aumentado en un 50% con respecto a datos de hace un año. En España, durante los meses de la pandemia, un menor se conecta una media de 75 minutos al día, 97 minutos en Estados Unidos y 83 en Reino Unido. Además, los niños se conectan un 20% más que las niñas.

Otra conclusión que sacan es que, en esta época en la que las familias se han tenido que adaptar a las clases online, Google Classroom se ha convertido, sin duda, en la app educativa más utilizada, tanto en Estados Unidos como España.

Además, el estudio asegura que los menores viven en Youtube ya que siete de cada diez lo usan regularmente y a es la segunda plataforma de televisión online más usada, por detrás del gigante Netflix.

En España no es tan relevante el uso de videojuegos como en Reino Unido y Estados Unidos, pero el informe destaca que aún así es elevado. Nuestro país no es uno en los que los menores pasen más tiempo con juegos para smartphones, tan solo una media de 52 minutos al día.

Entre los juegos móviles, el preferido entre nuestros menores es ‘Brawl Stars’. Así como en las redes sociales si que había habido un aumento con respecto al año anterior, incluso antes de la pandemia, no hay grandes diferencias con 2019 en cuanto a los videojuegos. De hecho, en Estados Unidos, el tiempo medio dedicado se redujo ligeramente de febrero de 2019 a 2020, antes de la pandemia. Pero durante la cuarentena, si se ha incrementado el tiempo que les dedican. En España se ha pasado de 66 minutos al día a 81 durante el confinamiento, aunque no se ha traducido en más usuarios.

En este sentido, Qustodio ha consultado con expertos las consecuencias de pasar mucho tiempo con videojuegos para móvil. Estas hacen uso de los ‘loot boxes’, mecanismos para que los menores entren en dinámicas que luego se traducen en ludopatía. Un segundo riesgo son las salas de chat con las que cuentan la mayoría de juegos, que son de fácil acceso para los depredadores sexuales. Por último, ciertos videojuegos tienen contenido altamente violento que puede contribuir a que aparezcan este tipo de comportamientos en los menores, según los expertos.

Por otro lado, las redes sociales, durante el confinamiento, no ha hecho más que crecer. El tiempo que los menores permanece en ellas ha aumentado un 100% con respecto al año pasado, y un 200% durante las últimas semanas.

En este sentido, el estudio revela que los niños no están en Facebook, prefieren Instagram, Tik Tok y Snapchat.

Conectados a internet en horario lectivo

Colegios cerrados se ha traducido en niños conectados a internet. La primera semana de confinamiento, su uso creció hasta un 180%.

En enero se estimaba que había más de 3.800 millones de usuarios en las redes sociales, un 97% más que el año anterior.

Este aumento también se está produciendo sobre todo en el horario escolar, lo que nos da una idea de lo difícil que es conciliar trabajar desde casa o estudiar. Los niños se entretienen con contenido online cuando deberían estar en clase.

Durante la pandemia no todo ha sido conectarse para pasarlo bien. También ha habido otra realidad. Antes de la cuarentena había un debate sobre las pantallas en la educación. Mientras Silicon Valley apostaba por ellas, en Francia se prohibían los móviles durante el horario escolar en Primaria y Secundaria, iniciativa a la que pretendían sumarse Sueci, reino Unido y Dinamarca. El motivo era reducir la distracción en las clases y prevenir el ciberacoso en las aulas. Hasta que se cerraron los colegios y se vieron obligados a dar clases online.

España es de los países en los que los menores pasan más horas en las apps educativas, y Google Classroom se ha convertido en la principal en todo el mundo. Aunque viendo el tiempo que pasan es estas apps los más pequeños (15 minutos de mia al día en nuestro país), este es insignificante comparado con lo que ocupan las redes sociales.

Previsiones Post- COVID

Con los datos obtenidos, el estudio incluye unas aproximaciones de lo que podría pasar de aquí en adelante con los menores y las aplicaciones móviles:

-Los niños se han acostumbrado a pasar mucho tiempo online y va a ser difícil volver a lo anterior. Esos niveles de alta actividad se van a mantener.

-Tik Tok seguirá creciendo ya que es cada vez más usado por influencers y padres para hacer vídeos con sus hijos.

-Facebook, hablando de menores, entrará en declive porque la ven como la red social de sus padres.

-El uso de videojuegos no va a disminuir, pero tampoco a aumentar.

-En cuanto a Google Clasroom, líder mundial en educación online y dada la importancia que le está dando la compañía, su tendencia al alza se mantendrá.

-Ya que los niños harán exámenes y trabajos online, crecerá el uso de servicios en línea para hacer trampas.

-El centro de programación será cada vez más la televisión online.

- Dado este nuevo ecosistema, como los menores estarán muy conectados, el uso de herramientas de control parental será imprescindible.

Estrategias para familias

Expertos, psicólogos, nutricionistas, etcétera, con los que trabaja Qustodio han desarrollado una serie de estrategias familiares para gestionar esta nueva realidad y que el informe también recoge. Entre ellas están:

-Es bueno que los padres vean vídeos online y jueguen a videojuegos con sus hijos porque es la mejor manera de normalizarlo y saber y entender qué consumen.

-Una hora antes de que se vayan los niños a dormir, apagar las pantallas. Está estudiadísimo que la luz azul de estas es nociva para el sueño y la vista.

-Descansar de las pantallas después de 45 minutos conectados. Las redes sociales y juegos online están diseñadas para que sean adictivas.

-Comprobar las clasificaciones para asegurar contenidos adecuados a la edad de nuestros hijos.

-Los videojuegos no pueden sustituir el ejercicio físico.

-Las apps educativas complementan el aprendizaje y estudio, no lo sustituyen.

Publicidad