Publicidad

En Palencia

Un juez libra a un gimnasio de hacer frente a los pagos mientras tenga que estar cerrado por la pandemia

Se trata de la primera sentencia en España que un juzgado libra a un gimnasio de tener que pagar el alquiler y el IBI mientras el negocio tenga que estar cerrado por la pandemia de coronavirus.

Con la pandemia de coronavirus y las restricciones para evitar nuevos contagios han sido muchos los negocios que no han tenido ingresos en los últimos meses.

Por primera vez en España una sentencia libra a un gimnasio de tener que pagar el alquiler y el IBI mientras tenga que estar cerrado por las restricciones de la pandemia.

El gimnasio está en Palencia (Castilla y León) y asegura que, entre unas cosas y otras, lleva 10 meses cerrado. El arrendatario de la nave donde está instalado el gimnasio quería desahuciarle por no pagar y por eso, el propietario del gimnasio decidió denunciar ante el juzgado su caso.

El juez le ha dado la razón al gimnasio. Ya desde este mes de febrero, no tendrá que pagar ni la renta del local, lo que corresponda de IBI y además, cuando abra, deberán rebajarle un 40% el alquiler hasta que se normalice la situación.

Se trata de una sentencia pionera en nuestro país. Su propietario nos ha contado que lo han pasado realmente mal: "Pidiendo créditos, pidiendo ayudas a la familia", a lo que añade el dueño del gimnasio que él no se niega a pagar, pero teniendo ingresos. "Si yo no tengo ingresos no puedo pagar", aseguraba el gimnasio.

Agente de la Policía Nacional de Almería, a las puertas de un centro educativo.

Un matrimonio maltrata y se gasta la herencia de una menor huérfana de la que se hacía cargo en Almería

La niña confesó a la Policía que el matrimonio que ejercía como su tutor legar la maltrató. Los agentes descubrieron que se habían pulido todo el dinero y propiedades heredados de sus padres biológicos.

Cerrajero

Advierten de las estafas de los "rompepuertas": precios abusivos por cambiar el bombín

Desde la Federación de Unión de Cerrajeros de Seguridad advierten de las personas que se hacen pasar por cerrajeros para cobrar cantidades abusivas a los clientes y recomiendan contactar con trabajadores de confianza.