Hospital Comarcal de l’Alt Penedès

Publicidad

Cataluña

El servicio de Salud catalán y el Hospital Comarcal de l’Alt Penedès, condenados a indemnizar a una niña a la que se le provocaron lesiones durante el parto

La sentencia es firme, por el momento, y establece una indemnización de 92.267 euros más intereses legales que ascienden a más de 11.000 euros para pagar a la familia de la niña a la que se le provocaron lesiones durante el parto en el Hospital Comarcal d'Alt Penedés (Cataluña).

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha condenado al servicio catalán de salud y al Hospital Comárcal del Alto Penedés y a la aseguradora Zúrich por las lesiones causadas durante el parto a una niña a la que se le provocó daños en el plexo branquial. La sentencia, firme en este momento, establece una indemnización para la familia de la pequeña de 92.267 euros más intereses legales que ascienden a más de 11.000 euros.

Los hechos ocurrieron de la siguiente forma: la madre se puso de parto e ingresó en el Hospital Comarcal de l’Alt Penedés (Cataluña) a las 8:29 horas del día 3/12/2015, y su hija nació a las 20:03 horas del mismo día.

A pesar de que la madre presentaba factores de riesgo de sufrir una complicación de distocias de hombros, durante el expulsivo no se tuvo en cuenta y cuando se confirmó la distocia de hombros de la bebé, no estaban preparados para actuar en consecuencia. En la sentencia se muestra que a las 18:30 horas ya debió considerarse tomarse una decisión y no seguir esperando.

El ginecólogo que atendió el parto en el Hospital Comarcal de l'Alt Penedés en Cataluña afirmó durante el juicio que realizó las maniobras que fijan los protocolos de actuación médica para estos casos, pero la realidad no fue así. En la historia clínica no existe partograma, ni se describe ninguna maniobra para solventar la complicación.

Lo que muestran los datos es que el ginecólogo se limitó a estirar de la bebé con tanta fuerza que llegó a fracturarle la clavícula de forma accidental, además de provocarle graves lesiones en el plexo braquial que le causan importantes secuelas hasta la fecha, con graves limitaciones en el brazo de la pequeña, que ha tenido que pasar varias veces por quirófano para tratar de paliar estas secuelas.

Publicidad