Publicidad

Fiestas ilegales

Los vecinos del barrio del Borne denuncian fiestas ilegales en las que no se respeta la distancia de seguridad

Los vecinos del barrio del Borne se quejan de la celebración de fiestas ilegales por sus calles día tras día. Los hosteleros denuncian que se consientan estas fiestas pero sus negocies cierren a las 16:30.

Los vecinos del barrio del Borne, en Barcelona, no aguantan más las celebraciones de fiestas ilegales y los continuos botellones por sus calles.

Cientos de personas se reunieron anoche en el Paseo del Borne, en el centro de Barcelona, sin respetar la distancia de seguridad, pero también comían, bebían alcohol y muchos de ellos no llevaban ni mascarilla.

Estas fiestas ilegales contrastan con la imagen de los comercios de alrededor ya que los bares y restaurantes catalanes están cerrados desde las 16:30 de la tarde precisamente para evitar la interacción social y que no se produzan contagios masivos de coronavirus.

Los hosteleros no aguantan más

Los negocios de restauración en Barcelona denuncian que están siendo los más castigados mientras se repiten estas fiestas ilegales por toda España.

Las imágenes que nos llegan desde el Born de Barcelona son muy llamativas, cientos de jóvenes se concentran para montar la fiesta en medio de la calle. Con los bares cerrados llega la noche, y con ella el botellón.

La mayoría de jóvenes no cumplían la distancia de seguridad y no llevaban mascarilla, como si las restricciones no fueran con ellos.

Los hosteleros denuncian que estas fiestas y encuentros ilegales se sigan produciendo y consintiendo por parte del govern cada fin de semana.

No solo en Barcelona se están produciendo estos encuentros ilegales, en Madrid, Andalucía, Granada y Comunidad Valenciana están siendo protagonistas por estas fiestas en los últimos días.

Los datos de coronavirus en Cataluña siguen mejorando, la incidencia por 100.000 habitantes a 14 días ha descendido a 260, tres puntos menos que el día anterior. Sin embargo, está muy por debajo de la media española, 193 por cada 100.000.

Publicidad