124.010500

Publicidad

Coronavirus

Los hospitales pujan por el personal ante la escasez de sanitarios por la crisis del coronavirus

Los hospitales se enfrentan a otro problema añadido, la falta de personal. Según el Consejo General de Enfermeria los listados se han agotado. No hay enfermeros y enfermeras para contratar.

Los hospitales españoles enfrentan a otro problema añadido al coronavirus que es la falta de personal. Según el Consejo General de enfermería los listados se han agotado y ahora mismo, los hospitales no encuentran enfermeros y enfermeras para contratar.

La situación llega hasta tal punto que según los sindicatos, los hospitales están pujando por el personal, es decir, están ofreciendo más dinero unos que otros para pagar las horas extras. De esta manera, llaman a los enfermeros y a las enfermeras.

El caso del Hospital de la Paz

Por ejemplo, en el hospital de La Paz en Madrid dicen los sindicatos que ahora mismo en la crisis del coronavirus hay camas cerradas por falta de personal.

Fuentes sindicales afirman que la UCI del hospital de Madrid solo tiene abiertas tres de sus 21 camas pero que no pueden abrir más porque dicen no hay personal para ello.

Añaden los sindicatos que si tuviesen que abrir una de manera urgente por los contagios de coronavirus tendrían que desasistir otros servicios o paralizar operaciones.

El problema es, dicen, que las condiciones laborales no son las más adecuadas y que hay trabajadores que están renunciando a sus contratos aquí por que pueden elegir el hospital que mejor les trate.

"Hay camas sin abrir. La situación que tenemos a día de hoy es precaria porque no hay personal que las atienda" asegura esta enfermera.

Faltan enfermeros y empieza la puja de los hospitales. "Ofrecen mejores condiciones laborales, más retribuciones por guardia o por horas extras", explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermeria.

Ramón se ha ido de Málaga a Gipuzkoa, "es que se le ve que está poco valorada a nivel nacional y bueno aquí tengo una oportunidad" afirma este enfermero.

María Dolores, enfermera, no podía más. "Los contratos que me ofrecían en Extremadura no tenían buenas condiciones". Así que también se fue al norte y hoy ya empieza en la UVI.

Publicidad