23.999833

Publicidad

Coronavirus

Un estudio del Hospital Vall d'Hebron concluye que la transmisión del coronavirus de niños a adultos es muy baja

Según este estudio realizado por el Hospital Vall d'Hebron, solo un 3,4% de los niños contagiados por coronavirus transmiten el coronavirus a las personas de su entorno.

En resumen

  • El trabajo se ha realizado con 89 menores y solo tres introdujeron el coronavirus en su casa

Un estudio pionero realizado por el Hospital Vall d'Hebron (Barcelona) ha determinado que los niños contagian muy poco el coronavirus a otras personas.

Según este estudio, solo un 3,4% de los niños contagiados por coronavirus transmiten el coronavirus a las personas de su entorno. Los adultos han sido los primeros transmisores del virus en el 60 % de los casos.

El trabajo se ha llevado a cabo con 163 menores, pero se ha centrado finalmente en 89 de ellos por cuestiones metodológicas, y se ha efectuado entre los meses de marzo y mayo, cuando se tomaron las medidas más estrictas del confinamiento. De los 89 menores analizados se ha comprobado que solo tres (dos de ellos de 17 años) fueron quienes llevaron el virus a casa, donde todavía no circulaba.

El coronavirus puede ser más difícil de detectar en los niños

Los resultados de este estudio han sido presentados este lunes en rueda de prensa por el jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría del Vall d'Hebron, Pere Soler, y la pediatra de Atención Primaria del Alt Penedès-Garraf Anna Gatell, a quienes han acompañado la consellera de Salud, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon.

El trabajo, que es retrospectivo y "tiene limitaciones", determina así que la transmisión del virus de niños a adultos "es baja", un dato a tener en cuenta ahora que en pocos días comienza el curso escolar.

Otra de las conclusiones es que "los niños de este país han tenido en su inmensa mayoría cuadros leves con una muy buena evolución clínica", según ha dicho Soler.

El doctor de la Vall d'Hebron ha advertido, sin embargo, de que los menores presentan "manifestaciones clínicas más inespecíficas que el adulto" en relación con este virus, de forma que los pediatras pueden tener más dificultades para detectarlo.

Sobre la población estudiada, el 21 % de los menores no mostraba síntomas, el 60 % sí tenía una fiebre superior a los 37,5 grados, otro 49 % tenía tos, el 14 % erupciones cutáneas y el 13,5 % pérdida de olfato o gusto.

Entre los menores ingresados, la edad media se situó en los 12 años, aunque quienes han debido ser ingresados en mayor porcentaje son los menores de 3, si bien Soler ha precisado que puede existir un "sesgo" debido a que, por precaución, se suele tener más cuidado con estos niños tan pequeños.

Asimismo, los grupos de menores considerados "de riesgo" por el coronavirus son a juicio de estos investigadores quienes tienen cardiopatías congénitas graves o neumopatías graves.

Los mismos investigadores, además de este estudio retrospectivo, están realizando otro prospectivo, que comenzó el 1 de junio y terminó el 26 de agosto, en el que se analiza la transmisión comunitaria a partir de 383 pacientes que han dado positivo en la prueba PCR.

Sobre este primer trabajo retrospectivo, los investigadores advierten de que "al tratarse de tan pocos casos no se ha podido establecer una gradación de la transmisión según la edad" cuando los menores son los primeros transmisores en casa.

Sí señalan, por contra, que "casi seis de cada diez convivientes han sido diagnosticados de coronavirus", aunque añaden que "la mayoría han presentado formas leves que no han requerido hospitalización.

Vergés ha dicho que, a la luz de estos resultados, la consellería se reafirma en el hecho de que las escuelas, si tuviera que darse el caso, serían las últimas en cerrar.

Publicidad