Secuestro hijos

La Justicia procesa a la madre que secuestró a sus 2 hijos para que su padre no los vacunara

La mujer entregó el pasado 5 de enero a los niños de 14 y 12 años tras retenerlos para evitar que el padre los vacunara contra la COVID-19.

Vacuna contra la COVID-19

Vacuna contra la COVID-19 EFE

Publicidad

Una madre secuestró a sus hijos de 14 y 12 años para evitar que el padre los vacunara contra la COVID-19. En noviembre de 2021 el padre dejó de verlos, estaban con la madre, quien le comunicó a través de su abogado que no los iba a entregar como correspondía el turno de custodia compartida. Finalmente, el 5 de enero de este año, los pequeños fueron entregados. Ahora, este viernes la Justicia confirma que la madre ha sido procesada.

El titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla procesa a la mujer por un delito de sustracción de menores y un delito de absentismo escolar. El 4 de noviembre los menores dejaron de asistir al centro escolar por orden de la madre, noticia que también notificó la defensa de la mujer por burofax.

La resolución judicial a la que ha tenido acceso EFE indica que el juez acuerda auto de procedimiento abreviado (procesamiento) a la madre porque "de forma rebelde y desobedeciendo" varias resoluciones judiciales sustrajo a los hijos. El padre no podía encontrar a los hijos porque "estaban en paradero desconocido sin causa justificada".

El juez señala que después de la investigación y diligencias policiales "existen motivos suficientes para atribuir su perpetración" de los delitos a la madre y a su pareja sentimental, con quienes estuvieron los menores durante meses. Asimismo, al novio de la mujer también se le procesa por los mismos delitos.

Meses de lucha

En noviembre de 2021 el padre interpuso la denuncia tras conocer la retención de los niños por parte de la mujer de la que estaba separada desde 2015. La madre decidió que sus hijos no solo no se iban a vacunar contra el coronavirus, sino que no recibirían ninguna de las vacunas ordinarias de la Seguridad Social.

El denunciante no pudo ver a sus hijos cuando dejaron de ir a clase aquel 4 de noviembre, solo podía hablar con ellos por teléfono. Por ello, en diciembre de 2021, el Juzgado de Primera Instancia número 17 de Sevilla acordó suspender cautelarmente la guardia y custodia compartida. La atribuyó de forma exclusiva al padre, con suspensión de régimen de visitas a favor de la madre.

Fue el 16 de diciembre cuando se cortó la comunicación entre el padre y sus hijos. La pareja de la investigada aseveró que no sabía el paradero de su novia ni el de los niños, todos vivían con él. Tras numerosas investigaciones, las autoridades descubrieron que la pareja de la madre facilitó domicilio en Portugal desde el 17 de diciembre de 2021 hasta el 4 de enero de 2022.

Publicidad