Educación

El Gobierno suprime las calificaciones del 1 al 10 de las actas de evaluación de Primaria

Las reglas de tres, los números romanos o el dictado ya no se estudiarán de los 6 a los 12 años y se priorizará la evaluación cualitativa.

Un niño entrando al colegio corriendo

Un niño entrando al colegio corriendo EFE

Publicidad

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de real decreto de currículo de Primaria, un documento de 177 páginas en el que se detalla lo que como mínimo tienen que aprender en toda España los alumnos de entre seis y doce años. Este informe incluye modificaciones notables con respecto a la anterior normativa de 2014.

Uno de los cambios más significativos es que las notas del 1 al 10 ya no tendrán que ponerse en las actas de evaluación de Primaria, aunque si seguirán existiendo el insuficiente, el aprobado, el bien, el notable y el sobresaliente.

Según se pone de manifiesto en la memoria del currículo contenida en el dictamen del Consejo de Estado a la nueva norma: "Se suprime en toda la educación básica la calificación numérica con objeto de ir avanzando en una concepción más cualitativa que cuantitativa en el proceso de evaluación". La evaluación se convierte en "global, continua y formativa", dice este informe.

Los otros cambios aprobados por el Gobierno

La nueva asignatura de Matemáticas tendrá un 'sentido socioafectivo'. El objetivo es combatir actitudes negativas hacia esta materia y erradicar ideas preconcebidas con el género con el fin de "fomentar el bienestar del alumno y el interés por esta disciplina".

Asimismo, de acuerdo a lo expuesto en el currículo, se priorizan las habilidades frente a los conocimientos concretos. Los alumnos van a aprender menos cosas. Va a desaparecer la regla de tres, los números romanos, el mínimo común denominador, el dictado, los prefijos y los sufijos o las conjugaciones de los verbos.

En Lengua, habrá menos análisis sintáctico y morfológico y se insistirá más en la comprensión lectora y la expresión oral y escrita. En esta asignatura se va a potenciar la lucha contra las noticias falsas y el compromiso de los alumnos con "el desarrollo sostenible, la defensa de los derechos humanos y la convivencia igualitaria, inclusiva, pacífica y democrática".

Además, se vuelve a la división de la Primaria que había en la Logse y la LOE con los ciclos de dos años académicos cada uno porque se considera que en esta etapa los alumnos maduran a edades distintas y lo que no se aprende un año se asimila el siguiente. Todo esto ya no está contemplado en la Lomloe de la ministra Pilar Alegría, que tampoco tiene en cuenta ya el número de suspensos para pasar de curso o lograr el título.

De hecho, repetir curso es una medida excepcional que sólo puede tomarse de forma colegiada por todo el equipo docente a la finalización de cada uno de los tres ciclos; es decir, en los cursos pares.

Esta eliminación de las calificaciones numéricas también se contempla en el borrador de proyecto de real decreto de la ESO, que previsiblemente el Gobierno central aprobará el próximo martes 8 de marzo.

En el de Bachillerato, sin embargo, los resultados de la evaluación seguirán expresándose "mediante calificaciones numéricas de 0 a 10 sin decimales, y se considerarán negativas las calificaciones inferiores a cinco", dice el borrador de esta etapa, que también se aprobará en este mes.

En Primaria y la ESO el Gobierno ha suprimido también los exámenes de recuperación en sus convocatorias de junio y septiembre, pero en Bachillerato siguen estando estas pruebas extraordinarias.

Publicidad